lunes, 1 de diciembre de 2008

Ánimos que te da una persona nueva

Hacía tiempo que no volvía a coger confianza con alguien tan rápido como para prestarle algo de lo que escribo y menos una persona que no está acostumbrada a leer fantasía, el cual es mi género.
La cuestión es que ambos nos arriesgamos y hace un par de semanas me decidí a decirle: ¿Quieres leer algo de lo que escribo? Ya había leído lo que está en este blog y algún mini-relatillo que se queda en alguna libreta esquiva de mi escritorio pero nada largo, nada que me hubiera llegado a tocar el alma.
Su respuesta fue un sí atronador que sobresaltó a las tres personas que nos rodeaban y después de pedir perdón nos sonreímos, complices de un delito que sólo los dos conocíamos en ese momento.

Así que cuando llegué a mi casa me di cuenta de que tenía que pensar qué dejarle leer así que me enfrenté a mis historias encuadernadas y las miré una por una, desechando las que ni de broma le iba a dejar y al final me topé con Los Desenterradores de los Olvidados y su secuela Los Ladrones de Ilusiones. Me lo pensé unos 10 segundos antes de guardar a ambos en la mochila para el día siguiente.

Ese día llegó y cuando nos encontramos en nuestro bien conocido Starbucks le di ambos y se los quedó mirando.
- Son dos - me dijo algo confuso.
- Anda, si sabes contar y todo - me burlé.
Nos volvimos a mirar un instante y acabó por asentir, guardando mis historias nuevas más queridas junto a sus cuadernos de física.

Una semana después volvimos a vernos por los mismos amigos y entonces se me acercó, apartándonos del grupo para poder hablar. Me dijo que se había leído la primera parte, me la criticó con ansia, sabiéndose superior. Me dijo que había personajes "descolgados" y otros que tenían mucho afán de protagonismo. Supe a quienes se refería en cualquier caso y le pedí que se leyera el segundo, que le diera una oportunidad porque la primera parte tenía que ser muy corregida y, sobre todo, ampliada.
Aceptó pero me dijo socarronamente que no iba a poder convencerle de lo contrario.

Dos semanas después, el último día del mes de noviembre me abrió conversación en el msn con un grito: Duncan es el mejor!
Yo sonreí y le pregunté: ¿En serio? ¿No te parece vacío de contenido y demasiado lleno de fantasía sin sentido? (descripción que él había empleado para describir a otro personaje de la misma trilogía) Se me rió, diciendo que seguía opinando lo mismo de ese personaje pero diciendo que todos los demás son increíbles, a cada cual más caricaturesco (tal y como yo siempre he dicho, porque era mi intención).

Hemos estado un rato hablando y la verdad es que me ha dado muchos ánimos porque una persona a la que no le gusta la fantasía se sentido envuelto por el mundo que he creado y lo más importante: ¡quiere más!

2 comentarios:

Ayuru dijo...

Qué bien! ^^ me alegra que le hayan gustado tus historias a ese chico (LLDLO, LLDI... y con especial mención a Duncan! *-* no me extraña! xD). Siempre es genial cuando ganas un nuevo lector (y de los criticones, que son los que más te ayudan a mejorar), porque eso te deja con ánimos renovados para escribir *-*
Acabo de encontrar tu blog curioseando en los comentarios del de Saph, así que me lo voy a poner en favoritos y pulularé de vez en cuando por aquí xD
Un besazo Ireth! ^^

Lether_Ireth dijo...

Cuando he visto un comentario no podía creérmelo y cuando he visto que era Ayuru me he quedado muda pensando: ¿estaré soñando? ¿es un efecto óptico?
Pero no, tu comentario sigue ahí por mucho que refresque la página jajaja.
Muchas gracias por haberte pasado y por decir que pulularás por estos lares, serás bien recibida ^^ y tus comentarios tmb ;)