martes, 16 de diciembre de 2008

Atrapasueños I: Sueños

No me acuerdo del día exacto en el que abrí aquel documento de word completamente vacío que tenía el nombre de Escribo algo de vampiros. En un principio tenía la idea de un relato corto o una novela muy cortita que supusiera un detalle para el cumpleaños de una amiga pero yo no podía conformarme con algo sencillo (sino, no sería yo). Quería que fuera algo distinto de lo que se está haciendo ahora, sería una historia de amor que me gustaría leer en algún momento, con la que de verdad me sintiera identificada y, por encima de todo, no quería detestar a la protagonista.

Entonces nació Summer, una chica completamente normal que vive en su casa normal con su madre normal. Ambas han tenido una vida un poco difícil, el padre de la muchacha la abandonó después de que Lynn (la madre de Summer) le pidiera el divorcio.
- Si ves la red de pelotas de baloncesto cerca de mí o en mi camino, corre a apartarlas.
Esta chica tiene tres amigos: Beth, Elsie y Dale.
La primera es la fuente más fiable de información sobre el instituto, es capaz de enterarse de todo y es muy impaciente en esos temas pero es una amiga fiel e inteligente a la que le encanta leer, toca el piano, es muy buena en idiomas y su actividad preferida es estar con sus amigos.
- Se llama presunción de inocencia, Sum – me respondió Beth muy pagada de sí misma.
Dale es... bueno, un chico en un mundo de chicas. Es el cocapitán del equipo de baloncesto del instituto y el mejor amigo de Summer a tiempo completo. Siempre han estado juntos y sus madres están empeñadas en que acabarán juntos tarde o temprano.
- Venga, no habrá sido para tanto. Nadie te ha jurado odio eterno ¿verdad? – bromeó.
Y también está Elsie que es... la amiga chismosa que pone verde a todo el mundo pero... que también se hace de querer. Hay veces que su incesante parloteo se hace insoportable para los demás pero lo compensa de vez en cuando.
- Eso está genial, puedes hacer que se venga con nosotros así Dale no sería el único chico – comenzó Elsie hablando más deprisa que de costumbre.

Obviamente no hemos llegado aún al otro protagonista cuyo nombre es Adam y es nuevo en el instituto de Summer y sus amigos. Si alguien le preguntara a la chica cómo es el chico nuevo, la respuesta sería más o menos:
- Em… yo – mis amigos me miraron interesados – creo que era impactante – susurré algo avergonzada.
La de Beth:
- Ha sido espectacular. Ha llegado conduciendo uno de esos coches que sólo vemos en los anuncios y cuando ha salido… increíble, no puedo explicarlo, era guapísimo y tenía un aura de misterio que le hacía merecer más.
Sí, tiene más vocabulario que Summer pero a ambas derrota la sinceridad de Dale:
- No me gusta – sentenció el muchacho.
Y Elsie le respondería:
- Eso es envidia, seguro – dijo Elsie frunciendo el ceño y empequeñeciendo los ojos hasta que quedaron reducidos a unas finas rendijas
Pero nadie es tan concreto como él mismo:
Soy sólo un chico normal

2 comentarios:

Grace dijo...

Oh, sí envidia ¿de qué va a tener envidia un eprsonaje como Dale? es que solo con aprecerse a Jesse ya se merece tó xD
"- Em… yo – mis amigos me miraron interesados – creo que era impactante – susurré algo avergonzada."
Oh, sí, Dios! pedazo descripción xD es que le mola y le pone xD por eso no encuentra palabras :P
Lo que masmola es la de Beth: ... Es que cuando salió... xD
Sí, sí que era guapísimo ¿ solo eso? hummm :D
También me ha gustado cuando dices: Y así nació Summer una hica normal con una madre normal XD
Pero no tan normal cuando fue abandonada por su padre :( eso ya tiene algo más de telenovela Òwó

En fins, saludoooos

Lether_Ireth dijo...

Sí, bueno, ya sabes como soy yo xD
Recuerda el momento de: Abrió los cereales, era de procedencia oriental, etc...
Pero sí, ¿de quién va a tener envidia Dale? xDDDD