martes, 24 de agosto de 2010

Vampire Academy. Sangre Azul

Título: Sangre Azul el segundo tomo de la saga Vampire Academy

Autora: Richelle Mead

Puntuación total: 5/5

Edición: 5/5
Narración: 5/5
Diálogos: 5/5
Personajes: 5/5
Relaciones: 5/5


Siempre me han preguntado por qué me encantan las sagas, por qué sigo cayendo en la trampa de comprarme todos los volúmenes de la misma serie y mi respuesta es la misma: ¿tú no vuelves a ver a tus amigos (si no te han defraudado) pese a que hayas hecho algunos más? Pues es lo que me pasa a mí con las sagas que me gustan y en el caso de Richelle Mead y su Vampire Academy volvería una y otra vez porque es una historia explosiva y de lo más fantástica.

Richelle nos dejó con la miel en los labios al leer el primer volumen de la mano de su protagonista de armas tomar, Rose Hathaway y como buena protagonista de este subgénero de novelas, tiene un chico o, mejor dicho, quisiera tener AL chico: Dimitri Belikov, su mentor, que la vuelve completamente loca pero como dije en la reseña del primer volumen, Vampire Academy es mucho más que hormonas (algo que se estila mucho en este subgénero) si no que ahonda en un mundo profundo, oscuro y sangriento.

Las alarmas en la Academia St. Vladimir se disparan y deciden tomar medidas desesperadas ante un ataque de los sanguinarios strigoi, deben unir fuerzas y prepararse para lo peor. Por ello deciden reunirse todos para las vacaciones de Navidad en una estación de esquí en la que harán más que planear cómo atacar a los strigoi.

Rose y Lissa tendrán su vínculo aún más arraigado, cosa que para Rose es una tortura a veces ya que cuando su amiga está con su novio ella se ve arrastrada a su interior en contra de su voluntad, además eso no es todo si no que Dimitri, su querido y amado Dimitri, parece que ha encontrado un objetivo más digno para su fascinación, su nombre es Tasha y lo peor de todo es que Rose no puede odiarla ya que es, bueno, genial y para colmo, su madre, la legendaria Janine Hathaway, aparecerá también para sacar de sus casillas a la temperamental Rose. Pero no todo será malo para nuestra protagonista porque la atención que Mason siempre le ha dedicado comenzará a parecerle más interesante.

De todas formas, en esta entrega, Dimitri y Mason no serán los únicos en el pensamiento de Rose si no que un extraño entrará de forma muy enigmática en la mente de nuestra chica. Su nombre es Adrian y su comportamiento es de lo más extravagante.

No me hace falta decir que Lissa sigue con Christian que aún es uno de mis personajes preferidos ya que sus rencillas con Rose siempre me parecen de lo mejor aunque eché un poco de menos al taciturno chico del primer volumen y, como siempre, será el que más ayude a nuestra dhampir cuando se encuentre en peligro.

En cuanto a la escritura de Richelle Mead no puedo decir otra cosa que deshacerme en halagos por la facilidad de su prosa y por la simpleza de sus diálogos, lo que hace completamente maravillosa su lectura porque todo, absolutamente todo lo que escribe es fiel a sus personajes, a su trama y eso, a mi parecer, es maravilloso.

Para acabar decir que en esta entrega (que supera a su predecesora) conocemos a los horribles strigoi de primera mano ya que su amenazante presencia estará cada vez más cerca de nuestros protagonistas y sabremos el dolor que conlleva tener una molnija en tu piel…

2 comentarios:

Enaid dijo...

*Lalalala* ¡No he leído nada! No quiero ni un spoiler, ya que prontito me lo leeré -y eso que soy fan #1 de los spoilers-.
Ese 5/5 me a pusto los dientes bien larguitos *.*

Elwen dijo...

Si a este le has puesto un 5 y te parece mejor que el anterior, con el tercero vas a morir de gusto xDDDDD

Me alegro que estés disfrutando tanto con la saga ^_^