lunes, 30 de diciembre de 2013

Mis 12 libros del 2013

¡¡Hola a todos!!

Siento mucho haber estado ausente casi todo el mes de diciembre, pero entre cosas pendientes del máster y mi trabajo, no he tenido tiempo suficiente para dedicarme al blog pero no quería dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros los libros con los que más he disfrutado este 2013.

El año pasado elegí diez y en esta ocasión he decidido coger 12 por los meses del año. Comentarme qué os parece mi ranking de lecturas, ¿estáis de acuerdo?

En esta ocasión, el puesto número 12 se lo lleva Los días que nos separan de Laia Soler, la novela ganadora del Plataforma Neo para jóvenes escritores y que creo que se ha ganado muchos corazones desde que salió a la venta. Es una novela estructurada en dos tiempos en donde dos jóvenes se cruzan en la vida del otro y la completamente patas arriba. La magia de Peter Pan, el ambiente barcelonés de principios del siglo XX y una narrativa fresca y moderna han hecho que se encuentre en este ranking

Como número 11 he escogido Las Pruebas de James Dashner, la segunda parte de El corredor del Laberinto que es más trepidante que su predecesora pero que da un paso más allá en este imaginario tan llamativo. Su acción, los personajes sorprendentes y un fuerte factor sorpresa lo hace un libro increíble. Lo he escogido por encima de su continuación porque el argumento me gustó mucho más en esta parte que en las otras dos.

Uno de los últimos libros que he tenido el placer de leer, ha entrado en el número 10 de este ranking. Se trata de The Raven Boys de Maggie Stiefvater que es el primer volumen de una saga en la que la mitología artúrica y la brujería forman un combo de gran intensidad. Los personajes tan trabajados, un buen humor innegable y la pluma cuidada de la escritora me ha hecho muy sencilla la elección de esta novela como parte de esta lista. Además tuve la suerte de conocerla en persona hace muy poco y me quedé con ganas de más.

En el número 9 nos encontramos con un libro que proviene de las entrañas de los cuentos populares y de hadas, solo que realmente nos aporta una visión menos amable de estos. Reckless. Carne de Piedra de Cornelia Funke es la primera parte de la última saga de la escritora alemana. Se trata de una novela que abre la puerta a un mundo de pesadillas y grandiosidades en la que los héroes no son tan héroes y donde no puedes fiarte ni de tu propia sombra (y no digamos de tu hermano).

Para el puesto número 8 he escogido Hija de humo y hueso de Laini Taylor, también comienzo de una saga que ha tenido un éxito innegable desde su salida. En ella, una chica con una habilidad especial realiza recados para unas criaturas de lo más peculiares sin saber que una guerra eterna se encuentra debajo de sus pies y que puede arrastrarla cuando menos se lo espera. Laini Taylor crea una realidad y unas criaturas originales, además de un mundo y un imaginario que no tienen nada que envidiar al resto.

Llegando al ecuador de la lista nos encontramos con el puesto número 7 y Las sombras de Longbourn de Jo Baker, autora que tuve la suerte de conocer hace relativamente poco. Se trata de una novela de época que hunde sus raíces en una de las obras del siglo XIX mejor consideradas, Orgullo y Prejuicio de Jane Austen. Los personajes y la sensibilidad con la que la autora trata todos los detalles me conquistaron desde la primera página hasta la última.

Como punto medio, en el puesto número 6 tenemos, para variar, el final de una saga que comencé el año 2012: El Gran Lord de Trudi Canavan. Como dije cuando reseñé esta novela, creo que fue un cierre de trilogía espectacular pero que había algunos detalles que no acababan de convencerme. Aún así creo que un 6º puesto está más que merecido por la saga en general, Sonea, Akkarin, Cery y Dannyl son los pilares de una novela con distintos narradores cuyas voces son completamente inconfundibles. No puedo olvidarme de lo mucho que me entusiasma la magia que desarrolla Trudi Canavan a lo largo de la trilogía.

Como puesto número 5 y en honor a una saga con la que estoy disfrutando muchísimo coloco a Percy Jackson y la Batalla del Laberinto de Rick Riordan, en la que los personajes más maduros se enfrentan con peligros aún peores de lo que imaginaban. El valor de la amistad, el valor y la imaginación se aúnan en esta saga de fantasía mitológica que puede hacer disfrutar a pequeños y grandes por igual. Estoy ya deseando leer la última parte de la saga y descubrir qué les espera a los protagonistas, quizá en 2014 vuelva a nombrarse a Percy y los demás.

Quedándose a las puertas del TOP3 del 2013, en el puesto número 4 nos encontramos con una novela de fantasía, también comienzo de saga que me sorprendió completamente y es que La Corte de los Espejos de Concepción Perea cuenta una historia que merece mucho la pena. Para leerla tienes que deshacerte de todos los prejuicios de la fantasía épica porque no es lo que vas a encontrar aquí. Los personajes heroicos no existen, la traición abunda y las apariencias engañan en todos los ámbitos. Lo que más me sorprendió fue descubrir que se trataba de una primera novela publicada de una autora española por lo bien cuidada que está.

Y ya como colofón final, los tres mejores que he leído este año. Cada uno de ellos ha supuesto algo diferente para mí y quiero compartirlos con vosotros porque me parece que no tienen desperdicio.

Como número 3 está El Juego de Ender de Orson Scott Card, uno de esos libros que engrosaban mis libros de pendientes desde tiempos inmemoriables y que por fin pude disfrutar. Me pareció una novela repleta de fuerza y con un personaje principal al que era imposible hacer sombra. No puedo olvidar su simbología o lo dura que me pareció la vida de Ender a lo largo de toda la novela, es uno de esos personajes que cuando terminas la novela deseas con todas tus fuerzas que tenga un futuro más tranquilo de lo que ha sido su infancia.

En cuanto al número 2 de mi lista he decidido que sea La Tabla Esmeralda de Carla Montero porque como historiadora del arte me tocó muy hondo y porque la narración a dos tiempos está muy bien lograda. Creo que esta novela me inspiró mucho en su momento cuando tuve que enfrentar mi propia investigación para terminar el grado. Además los personajes y la trama tan bien hilada en su conjunto lo hizo irresistible para mí, que tengo cierta debilidad por las novelas sobre el expolio nazi de obras de arte durante la Segunda Guerra Mundial.

Y por último, pero no por ello menos importante, en el número 1 está La canción secreta del mundo de José Antonio Cotrina que es (para mí) la mejor novela que he leído este año. Se trata de una novela de fantasía urbana muy oscura, en la que el Universo Entre Líneas que ya nos dejaba entrever en Las Fuentes Perdidas se muestra en su esplendor con una trama escalofriante. Desde criaturas incapaces de morir, amores dañinos y naturalezas que no pueden negarse, hasta situaciones en las que el lector pensará haberse perdido en un sueño hilarante trazado por el autor.

Para terminar, espero que vosotros también hayáis tenido lecturas que no olvidaréis este año que termina y que el que viene podamos disfrutar de muchas más y mejores.