miércoles, 31 de diciembre de 2014

Mis mejores lecturas de 2014

Un año más termina hoy 31 de diciembre, dejando atrás un buen número de lecturas a las que hay que rendir un pequeño homenaje en este pequeña lista de mejores lecturas del 2014. Como siempre os digo, esta es una lista completamente personal y que es bastante posible que no coincida con las vuestras, pero me hace ilusión contaros qué es lo que más me ha gustado leer.

He invertido el orden para terminar en el podio de la victoria con esos tres libros que me hicieron quedarme enamorada por una razón u otra, pero eso no le quita mérito las otras y a las demás que he leído.

Y sin más dilación... empezamos:

En el décimo puesto nos encontramos con La oscura verdad de Mara Dyer, de Michelle Hodkin una novela en la que no te puedes fiar ni de la protagonista. Mara ni siquiera es su nombre real y no recuerda lo que ocurrió en aquel accidente que cambió su vida para siempre. Unos personajes bien construidos, unos diálogos entretenidos y un final que me dejó dándome de cabezazos contra la pared son los ingredientes que provocan su presencia en esta lista.

Como noveno puesto tenía la duda de si poner el último libro de la saga Percy Jackson y los dioses del Olimpo (El último héroe del Olimpo) o el primero de las Crónicas de Kane, ambas sagas de Rick Riordan y al final me he decantado por esta última. Lo cierto es que aún no la he reseñado, realmente va a ser la primera novela de la que os hablaré en 2015. Como me pasó con Percy Jackson, Riordan consiguió encandilarme con sus tiernos personajes y tramas divertidas. Los hermanos Kane y el largo elenco que les acompañan hacen que este volumen introductorio sea de lo más atractivo. A medida que una trama de misterio nos atrapa, aprendemos detalles de la mitología egipcia y sus monumentos que quizá no conocíamos.

La novela que se encuentra en la octava posición es The Duff de Kody Keplinger, que solo me duró unas horas. Divertida, desenfadada y con una trama sin pelos en la lengua, Keplinger nos regala a Bianca y Wesley, una pareja que es (directamente) la bomba. Además este 2015 nos espera el estreno de la adaptación cinematográfica que, si bien parece que todo parecido con la realidad es pura casualidad, habrá que hacer de tripas corazón e intentar comprobar si al menos la esencia de los personajes se ha salvado.

Una de mis últimas reseñas se sitúa como séptima novela de mi ranking. No es otra que La Sombra de la Noche de Deborah Harkness. ¿Qué puedo decir de esta continuación? que si bien hubo momentos en los que sentí que habíamos entrado en un bucle infinito... no paré de aprender y entretenerme con tantísimos personajes que Harkness te presenta. Además, la forma de entender la magia me parece de lo más original. Matthew y Diana son una pareja que estoy deseando reencontrar en el 2015 con la culminación de su historia.

En sexto lugar se encuentra una lectura que aún no he reseñado, aunque seguramente muchos de vosotros conocisteis antes que yo. Legend de Marie Lu es la pimera parte de la trilogía homónima que retrata una distopía con todas las de la la ley. June es una chica que es la cara de la República, tiene la puntuación máxima en su Prueba; mientras que Day es el chico más buscado, un rebelde que se escurre entre los dedos de la autoridad como si se tratase de humo. Una novela de ritmo trepidante que me granjeó muchos momentos de entretenimiento.

En el ecuador de esta lista nos encontramos en el puesto número cinco Un beso en París de, la amadísima por todos, Stephanie Perkins. Fue una de mis primera lecturas del 2014 y no me duró ni un día prácticamente, Anna y Étienne me hicieron reír, llorar e incluso enfadarme (y eso no es fácil, creerme). Una trama romántica tierna y divertida unida a una ambientación parisina que siempre es estupendo visitar desde un libro, le han dado este quinto puesto.

A las puertas del podio y como mi lectura predilecta por el momento de esta autora, nos encontramos a Sentido y sensibilidad de Jane Austen. Seguramente muchos, si sabéis que ya he leído Orgullo y prejuicio de esta autora (siendo ya la segunda vez) no entendáis por qué he elegido la otra novela, pero digamos que me tocó más la fibra. El caso es que las hermanas Dashwood, y en concreto Elinor, me parecieron deliciosas cada una en su papel. Además Edward Ferrars se quedó con mi corazón como chico Austen y ni Darcy ha conseguido arrebatárselo. Los hechos no siguen el ritmo preestablecido en este tipo de novelas y eso no hace mas que encumbrar a la autora como más capaz.

Con la medalla de bronce y como mi mejor lectura de realista de este año he escogido a Fangirl de Rainbow Rowell. Esta novela que leí en inglés gracias a mi amiga María y que me trajo recuerdos de mi época de escritora de fanfics merecía estar en el podio. Cath es divertida, asocial en algunos momentos y está completamente obsesionada con Simon Snow, una saga de fantasía que aún no ha puesto el punto y final a su historia y por eso nuestra protagonista idea formas de cómo puede terminar la historia. Aunque ya estaba en la lista desde que lo leí, sin duda mis ganas de convenceros para que la leáis (si es que no la habéis leído ya, claro) han crecido hasta el infinito cuando la autora dijo en todas sus redes sociales que estaba escribiendo la novela de Simon Snow para su publicación y me muero por leerla.

En un segundo lugar muy merecido, ostentando la medalla de plata, está Sombra y hueso de Leigh Bardugo, una novela de fantasía en la que la autora nos presenta una magia muy diferente y unos personajes poco convencionales. La protagonista, Alina, es inteligente y sabe los peligros que entraña el mundo. Lo cierto es que esta novela me gustó tanto por el contrapunto que se genera entre los tres personajes principales, Alina, Mal y el Oscuro.

Y como ganador indiscutible, la mejor lectura que he hecho este 2014 y que muy muy pronto tendrá continuación es Tu nombre después de la lluvia de Victoria Álvarez. Aunque sus novelas anteriores me habían gustado, con esta se colocó directamente en mi lista de autores predilectos. El manejo de la palabra y de la ambientación que tiene esta mujer no es ni medio normal. Los personajes como Lionel, la señorita Stirling y Rhiannon son maravillosos, tanto para lo bueno como para lo malo. Porque si hay algo que tienen las novelas de Victoria Álvarez son luces y sombras, contrastes y amores inolvidables.

Sin duda ha sido un 2014 lleno de buenas lecturas y de reseñas intensas, ahora queda desear que el año que empieza sea igual o mejor que este que dejamos atrás.

¡Nos vemos en 2015!