martes, 2 de diciembre de 2014

NaNoWriMo 2014 - ¡Otro reto conseguido!

Hace unos diez días os daba la noticia de que había terminado la escritura de Drake, pero no fue lo único que tuve entre manos en noviembre y es que también decidí apuntarme al NaNoWriMo del 2014. ¿Que no sabes lo que es? Se trata de un reto internacional en el que miles de escritores (de todo tipo) deciden escribir un mínimo de 50.000 palabras en el mes de noviembre. La razón no existe, simplemente es por diversión de escribir el primer borrador de una nueva novela.

Es un reto que me parece mágico porque cuando me sentaba a escribir mis (al menos) 2.000 palabras diarias y no me sentía motivada, solo necesitaba pensar en todos los que estaban en mi misma situación para darle otro empujón. Es precioso pensar que hay cientos de personas sentadas frente a su ordenador aporreando teclas y haciendo que su mente vuele lejos.

Cuando participé el año pasado no sabía muy bien de qué iba la cosa, simplemente me apunté y escribí mi historia (que se me acabó yendo de las manos, por cierto) a mi ritmo, llegando a las 50.000 palabras en el día 20 del mes. Aún así no hice demasiado, ni validé mi historia al final del mes, ni participé en discusiones, ni siquiera sabía que existían quedadas para escribir en el mismo lugar y así darse ánimos. Digamos que mi primera edición pasó sin pena ni gloria.

Esto no quiere decir que en esta ocasión haya sido demasiado diferente, pero gracias al grupo NaNoWriMo Spain me sentí más acompañada. Podía leer lo que contaban compañeros que no estaban demasiado lejos y aunque me fue imposible acudir a las quedadas en Madrid, el año que viene me esforzaré por hacer un hueco y poder pasarme, porque sí, el año que viene también pienso presentarme y ganar el reto.

En esta edición fui a buen ritmo durante todo el mes, lo cierto es que lo único que se me pasaba era actualizar el número de palabras que llevaba escritas en mi página personal. No tuve grandes problemas salvo cuando me acercaba al momento previo al clímax de la novela, porque sentía que necesitaba más de 50.000 palabras para contarlo. Así que cogí mis esquemas realizados en octubre y reestructuré varios eventos para poder contar algunas cosas que iba a dejar en el tintero. El objetivo del NaNoWriMo no es escribir solo 50.000 palabras, si no escribir al menos 50.000 palabras de una novela. Ahora me quedan algunas páginas por escribir y antes de terminar diciembre le daré carpetazo a la escritura de la novela.

De todas formas, ha sido el primer año que he salido victoriosa del NaNoWriMo y ahora toca centrarse más en editar tanto Drake como esta que también tengo entre manos y seguir hacia delante, porque historias me quedan para rato...

Antes de finalizar quiero compartir algo breve sobre esta historia, el título es Arena en el viento y cuenta la historia de Carlota y Leal, dos personas que tienen preguntas que solo el otro puede contestar. Es una historia romántica narrada en primera persona por los dos protagonistas en capítulos alternados y que se estructura en torno a un misterio. Me lo he pasado tan bien escribiéndola que en el 2015 creo que utilizaré a dos de sus personajes secundarios para la novela del siguiente NaNoWriMo.

2 comentarios:

Irilaya dijo...

¡Hola, Marta!

Como ya te dije quería comentarte en la entrada anterior (en la que contabas que habías (re)terminado Drake), pero al ver esta nueva he pensado en comentarte aquí porque también me parece interesante.

Antes que nada: ¡Felicidades por tus dos logros!

Todavía me acuerdo de los tiempos en FLGG/RM cuando empecé a leer Drake (nunca la terminé, qué mal u_u) y hace mucha ilusión saber que al fin las has acabado ;) ¡Aunque si todavía te queda editarla, tienes trabajo para rato! XD Pero, no sé, editar es un trabajo placentero (al menos para mí, encuentro que es mucho más relajado que escribir algo de cero XD Además, disfrutas leyendo tu propia historia, que es lo mejor :p).

Yo este año también he participado en el NaNo, aunque mi objetivo no era el oficial, sino avanzar al menos 20 000 palabras de la novela que tengo entre manos (porque estaba un poco encallada y el NaNo siempre es una buena excusa para obligarse a escribir). El caso es que cogía vacaciones a mediados de mes y no quería obsesionarme con la escritura; necesitaba desconectar. Pero me ha ido bien, porque he conseguido "desencallarme" y ahora voy escribiendo a ratos (aunque no tengo todo el tiempo que me gustaría, pero en fin).

No conozco los grupos de los que hablas, aunque parecen interesantes :O A lo mejor el año que viene (si vuelvo a animarme) me paso, porque es cierto que se escribe mejor cuando hay gente apoyándote ^^

En fin, que me alegra mucho saber que te va tan bien en cuanto a la escritura :D A ver si algún día podemos leer algo tuyo ^^

(Por cierto, he visto que en la otra entrada has puesto el dibujo de Drake que te hice y me ha hecho mucha ilusión >////< Lo cierto es que ni siquiera me acordaba de cómo era el dibujo u///u Y cuando lo he visto he pensado "¿Esto lo hice yo?" XD Supongo que te di el original, ¿verdad? ;) ).

Nos vamos leyendo,
¡Besos!

Marta Cruces Díaz dijo...

@Irilaya
Los tiempos de FLGG y RM creo que nunca los olvidaremos ninguno de los que estuvimos metidos. Para mí marcaron un antes y un después porque fue la primera vez que me atreví a dejar leer a desconocidos algo que había escrito.

El año que viene me dedicaré a darte la vara con el NaNo para que te animes a seguir escribiendo.

En cuanto al dibujo, sí, tengo el original desde el Salón del Manga en el que nos conocimos en persona!! Lo guardo como oro en paño, porque me hace muchísima ilusión tenerlo.

Muchísimos besos y a ver si pronto te sorprendo con un mail con un documento adjunto especial :)