lunes, 15 de diciembre de 2014

Yo conocí a Muelle de Jorge Gómez Soto

Título: Yo conocí a Muelle
Autor: Jorge Gómez Soto

Editorial: Grupo SM
Palabras clave sobre el género: Realista, juvenil, amistad, crecimiento personal, amor

Puntuación total: 3/5
Edición: 3/5
Narración: 3/5
Diálogos: 3/5
Personajes: 3/5
Relaciones: 3/5

Desde 2012 tuve este libro en mi estantería y hasta este verano no encontré el momento perfecto para leerlo y cuando por fin lo hice me di cuenta de mi error. No es el momento lo que hace perfecto el libro es el libro el que hace perfecto el momento. Hay momentos en los que me gustaría darme de cabezazos por la cantidad de veces que dejo pasar tiempo para leer una novela por miles de motivos.

Pasando a lo que nos importa, Jorge Gómez Soto nos presenta un Madrid de hace unos pocos años, una ciudad en la que el grafiti era el último grito en tendencias. Todos tenían las mochilas del instituto manchadas por sprays y los cuadernos llenos de firmas. Muelle fue quien les inspiró, para él no había ningún muro lo suficientemente vigilado e incluso la escultura del oso y el madroño tuvo su marca personal.

Luis y Hot han escuchado miles de historias sobre él, gracias a Spirit que sí que le conoció. Por eso ambos quieren ser grafiteros, hacerse un nombre en ese mundo y ser respetados, como Ghost. Luis es nuestro personaje principal, es un chico divertido con una narración muy desenvuelta y un objetivo, conseguir mejorar su mediocridad en lo que a dibujo se refiere. Tampoco ayuda que su mejor e inseparable amigo Hot sea todo un portento que empieza a ser reconocido y valorado.

Desde el principio esta historia se reconoce como una historia realista sobre la identidad y la búsqueda de la propia personalidad. Luis siente una gran responsabilidad cuando les invitan a formar parte de CC, un grupo de grafiteros que no dejarán de extenderse, agrupando a los más prometedores de todos. Él quiere tener la misma visión que su amigo, poder soltar su mano y hacer una firma inolvidable que le haga resaltar, pero una huida y su llegada a una sala muy especial hará que su mente comience a cambiar.

Me encantó la forma de introducir el personaje de Ana y todo lo que ella significaba, creo que el escritor con Ana consiguió establecer el extremo opuesto al mundo en el que Luis se mueve. Aunque tampoco puedo olvidarme de Spirit, la voz de la experiencia, me encantó la evolución de la percepción que se tiene de él y lo mucho que significa para los protagonistas. También quiero hablar de un indiscutible protagonista que es fundamental y que supone incluso un motor en la narración, estoy hablando de Muelle, ese grafitero que se convierte en un símbolo para todos los jóvenes que Luis conoce.

Creo que esta novela, además de enseñarme sobre un tema del que no tenía la menor idea, que es el grafiti, ha conseguido hacerme pensar en lo mucho que pueden cambiar tu vida un momento fortuito y una persona que entra en tu vida de la forma menos esperada. Encontrar aquello que verdaderamente te gusta es difícil y, cuando lo encuentras, eres capaz de sospechar que hay algo especial.

Para terminar me gustaría decir que es un libro que no es que se lea rápido, es que las páginas pasan como si no hubiera un mañana, la narración es tan ágil y dinámica que no te das cuenta de que ya te estás despidiendo de Luis, Hot, Ana, Spirit y, por supuesto, de Muelle.

Cita:
Spirit era el vivo ejemplo de alguien que, sin proponérselo, posee esa capacidad indefinida para destacar, para ganar voluntades. Son esas personas que tienen el don de despertar fascinación, que mejoran lo que los rodea solo con tocarlo, narrarlo o incluso mirarlo.