jueves, 8 de septiembre de 2016

Todo todo de Nicola Yoon

Título: Todo todo
Autora: Nicola Yoon
Ilustraciones interiores: David Yoon

Editorial: Ediciones SM
Palabras clave sobre el género: Realista, juvenil, amistad, amor, humor, experiencias de vida

Puntuación total: 5/5
Edición: 4/5
Narración: 5/5
Diálogos: 5/5
Personajes: 5/5
Relaciones: 5/5

¿Conocéis esa sensación de estar leyendo y pensar que es un libro tan especial que tienes que compartirlo con todo el mundo? Todo todo es esa novela en la que no pude dejar de sentirlo. Iba leyendo por la calle y me daban ganas de decirle a la gente que lo leyera (mejor no hablo de mis amigos, claro, ellos acabaron fritos).

Como dice la sinopsis, Madeline Whittier es alérgica al mundo, es una niña burbuja que lleva casi todos sus diecisiete años de vida encerrada en su particular casa de cristal, su casa. Pero ella lo tiene aceptado, sabe que su madre ha hecho lo posible porque pueda ser normal. Tienen sus noches de películas, sus libros desinfectados, sus profesores on-line y un ordenador. Nada altera su vida hasta que una familia se muda justo a la casa de al lado. En ese momento todo lo que Madeline ha considerado normal, perderá su esencia para explotar en mil pedazos.

Olly es el nuevo vecino de nuestra protagonista y es incapaz de estarse quieto, es como si él fuera el culpable de que el mundo girase. Su vida tampoco es fácil, aunque es completamente diferente a la de Madeline pero eso no impide que se conozcan y conecten hasta las últimas consecuencias.

Los personajes son realmente encantadores. Madeline, que además es la narradora, tiene una imaginación incombustible y un sentido del humor delicioso. También me gustó mucho la relación que mantiene con las personas porque es la forma más sencilla de darte cuenta de lo especial que es el personaje. Como ya os he dicho, Olly es movimiento, risa y comprensión, su personalidad es de lo más atrayente y creo que os estropearía la sorpresa que os dijera más sobre él. También es importante hablar de la madre de Madeline, quien ha vivido consagrada a su hija desde la muerte de su marido e hijo. Me pareció de lo más interesante desde el principio y lo cierto es que es alguien que me hizo pensar, tanto durante como después de la lectura. Carla también es un pilar fundamental en esta novela, ya que sin ella muchas cosas no serían posibles. Es la enfermera que controla el estado de nuestra protagonista y su confidente en todo momento.

Nicola Yoon me conquistó desde la primera página de la novela, con esa niña diciéndote que está convencida de que ha leído más libros que tú y te arranca sonrisas sin parar. También es capaz de hacerte llorar sin que te des cuenta con las escenas más dulces y también aquellas dolorosas que no haces más que temer. Su escritura es sencilla, la trama podría decirse que no es nueva y los personajes no son el culmen de la complejidad. Pero es la simplicidad de las palabras, la narración divertida y detallada, adornada con diagramas y dibujos, además de la ternura de los personajes lo que hace que capture la esencia de la perfección. Algo también esencial en esta novela es la existencia de los dibujos, diagramas y recortes que completan la narración, haciéndola más dinámica. Estas ilustraciones corren a cuenta de David Yoon, el marido de la autora.

Todo todo de Nicola Yoon es un tesoro con letras grandes sobre un fondo azul que te hace una pregunta sobre el amor y, cuando lo cierras con el corazón calentito, tienes que responder afirmativamente. No te vas a arrepentir de leer esta maravilla porque vas a desear releerlo continuamente.

Cita:
Estoy en la parte en la que Charlie se da cuenta de que su destino puede ser el mismo que el del ratón, cuando oigo fuera un rugido estruendoso. La cabeza se me va de inmediato al espacio exterior y me imagino una nave nodriza colosal que flota en el cielo.

3 comentarios:

Lady Librera Presenta dijo...

Me encanta este libro 😊 y sabia que lo ibas a disfrutar!
Una reseña estupenda, espero muchas más
Un abrazo

Espe dijo...

Me lo compre hace poco porque no podía resistirme a él.
Un beso y gracias por la reseña.

Marta Cruces Díaz dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.
Lady Librera, nunca te voy a agradecer suficiente el consejo de leerlo cuanto antes porque mira que el pobre estaba abandonado en la estantería pero ahora estoy loca por él. ¡Gracias ;D!
Espe, no te resistas más y devóralo ¡porque te va a encantar!