jueves, 31 de julio de 2008

Un hasta luego bastará

No sé expresar del todo bien lo que sentía ayer a las cuatro de la mañana cuando puse el último punto en Los Ladrones de Ilusiones. Creo que ni siquiera el más erudito podría expresarlo. Envejecí y rejuvenecí al mismo tiempo, tuve la certeza de que Duncan se rió a mi lado mientras Nai me daba las gracias al oído por haber escrito parte de su historia porque cada vez me encuentro más cerca del final.
Miro hacia atrás y me acuerdo del momento en el que surgió la novela, es extraño pensar que algo que se ha convertido en vital para mí comenzó por: Estoy segura de que alguien está robando La enciclopedia de las cosas que nunca existieron. Eso le puso la primera letra, un relato corto que escribí para Ladynere que las estaba pasando canutas buscando esa obra. Hoy ya ha pasado más de un año y dos novelas han sido escritas gracias a esa conversación que tanto se repitió. Por si os lo estáis preguntando, ella consiguió el libro y yo he parido a dos hijos preciosos de los que me siento muy orgullosa: Los Desenterradores de los Olvidados que será reescrita en este mes y Los Ladrones de Ilusiones que me ha mantenido ocupada durante bastante tiempo.
Creo que ninguna otra novela me ha llegado tanto como esta. Sólo Drake y eso ya es mucho. Los personajes ya son amigos míos (aunque algunos sean más reales que otros) y la trama cada vez me emociona más.

Pero he de admitir una cosa, una de las razones por las que nunca me he rendido con esta novela fue una frase que me dijo una buena amiga hace tiempo. Unas palabras que siempre voy a recordar: Niña, tienes algo muy grande entre manos.
Muchas gracias Nere.
Aunque tengo que aceptar algo, esto no hubiera llegado tan lejos si no hubiera sido sin Sergio ysu paciencia para aguantar las interminables hipótesis sobre esta trilogía. ¿Cuántas veces habrá cambiado la tercera parte que ni siquiera ha sido escrita? Sólo Elmer lo sabe jajaja

Bueno, creo que ha llegado el momento de aceptarlo. He escrito una de mis mejores novelas, me siento muy orgullosa de ello. Quizás no haya sido rápida, además he reescrito muchos capítulos porque no me convencían pero he llegado aquí. He sangrado, he sudado, he nadado entre dudas e incertidumbre. Me he sentido como una ladrona de ilusiones y como una desenterradora de los olvidados.
Estoy segura de que mis hijos: Julián, Marta, Nerea, Sergio, Duncan, Rein, Aiara, Coll, Derek, Samuel... todos y cada uno de ellos... están esperando a que empiece con la siguiente.
Aquella que se titulará: Cazadores de libros.

4 comentarios:

Sergio dijo...

seis de la mñn, sergio se despierta x el calor y da vueltas por la cama... mira el movil para ver el reloj y ve que tiene un mensaje de las 4 y pico de la mñn.

Primer pensamiento: Mi movil esta loco

Abre el mensage y lee la primera frase.

Segundo pensamiento: Marta esta loca xD

Termino de leer y releer el mensage. La novela esta terminada... QUIERO LEERLA!!!!!

Parece mentira el tiempo que hace que empezo este viaje entre las paginas, entre las frases, entre los parrafos, entre las conversaciones por telefono sobre la novela...

Parece mentira que acabara ya. Que ganas de comenzar a leer la version reescrita de los desenterradores: esa gran aventura que comienza ahora.

Felicidades por este magnifico trabajo, no muchos son capaces de escribir sin vacilar una novela de esas dimensiones y ganando calidad a cada capitulo.

Soy un afortunado por ser una de esas personas que te ayudan a avanzar como pueden y poder leerla y disfrutarla (no solo la novela en si, sino las miles de cosas q se te ocurren cada dia y que por desgracia los lectores no llegaran a ver por haber sido descartados o salirse de la trama en si)

ojala todos pudieran conocer a los personajes de primera mano como los conozco yo gracias a ti.

una vez más... felicidades

Ladynere dijo...

En estas palabras he visto tu verdadera esencia como escritora, como narradora con una musa cosquilleando en los dedos.

Te lo digo y te lo repetiré siempre: -tienes algo gordo entre manos.
Y cuando se entere alguna editorial, todavía más.

;)

Ya verás cuando nos tomemos un café mientras me firmas la trilogía... te lovio!

Y tanto Leara como Nere te dan un abrazo espachurrugador ahora mismo ^^

Besos desde la ciudad del cierzo!

Darkaran dijo...

Felicidades...conozco un poco esa sensación, pero no en esa magnitud. Terminar una obra siempre es algo agradable y liberador; triste a su vez también.

Ahora solo queda...hacer más y más!

Saludos y perdon por la sorprendente intromision de mi desconocida persona en tu blog O.o

Grace dijo...

Tal vez cuando algo acaba nos sentimos apenados sin embargo el final siempre trae nuevos comienzos. Espero que,a pesar de ser nueva lectora en tu blog xD, me permitas decrte que espero que tu nuevo comienzo con cualquier otra novela empiece perfecto y termine mejor.
Rondaré por tu blog a la espera de nuvas entradas ^^