jueves, 26 de marzo de 2009

Eskoria

Diego no se siente distinto de sus compañeros de instituto, aunque no le gusten las mismas cosas que a ellos. Por eso no entiende que algunos no le dejen en paz y haya empezado a recibir todo tipo de amenazas. Su mente lúcida trata de comprender los motivos del acoso al que le someten, pero le resulta imposible. Siente que le están empujando hacia un pozo sin fondo.

Título: Eskoria
Autor: Alfredo Gómez Cerdá
Editorial: SM
Serie: Alerta Roja

Este último fin de semana estuve hablando con una amiga sobre el acoso escolar, más bien sobre la cantidad de cosas que se han escrito o grabado sobre ese tema. Ella misma se está embarcando en esa labor que a mí me parece tan dura que es la de narrar un hecho que se repite demasiado a menudo en nuestra sociedad. Entonces mi amiga me ofreció prestarme Eskoria de Alfredo Gómez Cerdá porque a ella le había gustado mucho.

Yo ya había leído bastantes novelas sobre este tema pero en Eskoria noté varias cosas distintas. Como el hecho de que mi mente cada vez que se repetían los (no tan) anónimos pensaba que los acosadores no saben escribir bien una palabra de la que abusan tantísimo o que cada vez que Diego repetía la pregunta ¿Por qué? mis labios se movían para responderle.

Me resultaban tan cercanos los personajes, ante todo el protagonista al que en tan poco tiempo sentí como si fuera un amigo al que querer proteger de todo el daño que le estaban inflingiendo. Adoré a Fede y Gloria me dio mucha lástima.

Cuando me quise dar cuenta ya estaba en el último capítulo, con lágrimas en los ojos y pidiendo que alguien hiciera algo para parar toda aquella locura. Ansiaba meterme en la acción de la novela para zarandear a Diego, hacer un intento para que el chico hiciera algo de una vez, pensando que aquel final no podía ser cierto.

Cuando cerré el libro miré la portada, pensando la cantidad de personas en mi ciudad, en este país en el que me he criado o en este mundo en el que nací, que pueden estar pensando lo mismo que Alfredo Gómez Cerdá plasmó en su novela.

Lo que más me ha gustado de esta novela:
  • Diego, creo que me hubiera llevado bien con él. Le hubiera pedido que me enseñara más sobre ese mundo desconocido que es el jazz (y que empecé a explorar hace poco tiempo).
  • La narración tan cuidada.
  • La repetición de los mismos términos a lo largo de la historia: Los verdugos. Los cinco. No faltaba ni uno. Sabía sus nombres.
  • La razón que Alfredo Gómez Cerdá tiene al hablar sobre las Armas Invisibles.

3 comentarios:

Srta. Julia dijo...

Una sensación muy parecida me invadió al leer el libro. Cómo las cosas dan un giro inesperado y ya no tienen vuelta atrás.

Hay una cosa sobre todo que me extremecía al leer: que se mearan encima. Creo que ha sido lo más humillante que he podido experimentar desde hacía mucho tiempo. Pero más duro es saber que esto no es totalmente ficción, que no ocurre en unas páginas y ya está, sino que a nuestro alrededor ocurre, y no nos damos cuenta.

Ví la película "Cobardes" no hace mucho, y después de la lectura de "Eskoria", y he de decir que éste último supo trasmitir mucho más en papel que lo que mis retinas pudieron ver.

Una delicia de libro, sí. Te recomiendo su relato en "21 relatos contra el acoso" de SM, también sorprende, al igual que los otos 20 que le acompañan.

Un saludo

Lether_Ireth dijo...

Muchas gracias por postear, Srta. Julia.

Creo que tienes mucha razón al hablar sobre la humillación que supone el que le meen encima, creo que fue una de las cosas que más me llamó la atención sobre todo porque es algo que no había visto en ninguna otra historia.

"Cobardes" la tengo en la lista de las películas por ver aunque yo también pienso que un libro transmite mucho más que una hora y media de película.

En cuanto a la recomendación estoy de acuerdo. Los veintiún relatos son impresionantes, aunque lo más increíble es que están los mejores escritores de literatura realista españoles entre los que está Care Santos (cuyo relato es el que más releo) y Ana Alcolea (y me encantan) sin olvidar a Alfredo Gómez Cerdá (ninguno de sus libros que he leído me ha disgustado) y Jordi Sierra I Fabra.

Gracias por pasarte y comentar

Eucalipto dijo...

Lei este libro hace tiempo, y me marco muchisimo.
Tambien acabe con lagrimas en los ojos y queriendo zarandear a Diego.
Muy buena reseña.
Un beso :)