lunes, 19 de octubre de 2009

Mítico, clásico, típico... (1)

Inauguro esta sección con una saga que para mí significó muchísimo: Harry Potter.
No me acuerdo exactamente de qué día entró el primero de los libros de Harry Potter pero recuerdo que un día del año 99 mi madre me llevó a la librería de barrio en la que compramos desde que tengo memoria y mientras ella miraba, la librera (que es inglesa) me dijo que habían sacado un libro sobre un mago que estudiaba en una escuela de magia. A mí eso ya me entusiasmó porque la fantasía me pirraba ya por entonces y lo único que pude decir fue: Mamá... ¿me lo compras? y desde entonces mi afición por la literatura fantástica llegó hasta límites insospechados.
Después llegó el segundo libro, con más aventuras y más mágico. Desde el principio de la saga me decanté por el personaje de Ron aunque siempre acepté que Harry tenía una ternura inigualable (siempre tuve ganas de darle un buen achuchón cuando pensaba en sus padres...).
En estos momentos la saga aún no era muy conocida en España así que yo seguía leyendo mis libros, esperando a que saliera el siguiente que fue, sin lugar a dudas, mi preferido.

Con Harry Potter y el prisionero de Azkaban J.K.Rowling consiguió mantenerme completamente pegada al libro, sin querer soltarlo ni un momento por miedo a lo que pudiera pasar si lo hacía. Recuerdo la historia de los Merodeadores como si fuera de lo más importante de la historia y me veo a mí misma llorando con el final, pensando que por fin Harry tenía a alguien adulto en el mundo que le quería en su vida.
Confieso que nunca antes un libro había significado tanto como este, es el que más veces he leído y al que más cariño le tengo.
Con el cuarto libro llegó la locura, todos sabemos que con las películas todos enloquecimos un poco y que el cuarto libro fue el primero que lo vivió con todo su esplendor aquí en España.
Se puede ver en la foto que enseño el libro en perspectiva cómo lo devoré sin tener ninguna contemplación...
Creo que es el único libro que me da vergüenza enseñar de lo destrozado que lo dejé.
Me lo leí en un fin de semana y cuando me lo terminé lo primero que pensé fue: ¿cuándo sacarán el quinto?

Entonces comenzó lo peor de Harry Potter por la espera.
Estuve varios años esperando al quinto de Harry Potter, me releí los cuatro primeros como mil veces, estuve en el foro de la Warner y entonces, por fin, salió publicado en Reino Unido, mis ojos hacían chiribitas cuando la librera me lo contó pero había un gran problema, la editorial tardaba siglos en traducirlo y yo me moría de ganas de leerlo así que, al ser verano, me armé con un diccionario inglés-español y me sumergí en las páginas del libro que menos me ha gustado de la saga ¿razones?, voy a dar dos: La muerte de uno de mis personajes preferidos y simplemente que estuve mucho tiempo fantaseando con lo que podía pasar en este volumen y me decepcionó muchísimo pero el sexto consiguió curar mis heridas con toda la historia de Tom Riddle y los secretos del libro del Príncipe Mestizo (que no misterioso).
Ambos los leí primero en inglés y luego en español, disfruté ambas versiones pero este es otro de los aspectos que le tengo que agradecer a Harry Potter, gracias a esos años de espera me atreví a iniciarme en la lectura en inglés.
Hasta que finalmente todo acabó con Harry Potter y las Reliquias de la muerte. Me acuerdo de mis dudas sobre el título, de los nervios que tenía al pensar que ese era el último libro de Harry Potter, que después de tanto tiempo. Sabía que cuando cerrara ese libro ya no tendría otro curso por delante sino que ya me despediría de un Harry adulto y por eso lo disfruté más que ninguno.
Para mí cada página que pasaba significaba muchísimo ya que me acercaba más y más al final hasta que llegué al epílogo.
Reconozco que lo devoré en muy poco tiempo cuando me lo compré en inglés pero meses después, cuando salió en español lo disfruté lentamente.


Esta saga me ha marcado en muchos aspectos, fue el primer libro que me lanzó a meterme en un foro en busca de aquellos que compartían mi amor por los libros de Harry Potter, después significó la existencia de un escritor que no estaba muerto y que no intentaba aleccionar a sus lectores sino sólo hacer disfrutar a los jóvenes al igual que lo hacen los adultos con la lectura y por encima de todo, gracias a Harry Potter yo comencé a escribir.

Estos son los nueve ejemplares que tengo en casa. Los siete de la serie en español y el quinto y el séptimo en inglés (el sexto está de vacaciones en casa de una amiga).

En esta última foto he agrupado a los bilingües y como me daba pena que no saliera el sexto con su tocayo inglés, he cogido la portada que tenía guardada ¿da el pego?


Y aquí acaba la primera entrega de Mítico, clásico, típico...
¿Qué os ha parecido?

8 comentarios:

- Bella - dijo...

¡Me ha parecido fantástico este Mítico, clásico, típico! *O*

Harry Potter también significó mucho para mí, me gustó de principio a CASI fin xD. Una saga que no se olvidará...

También tengo esos títulos en inglés, del 5º-7º ^^

muá!

Lether_Ireth dijo...

Me alegro de que te haya gustado :D

Elwen dijo...

Buena entrada, estoy totalmente de acuerdo con tu favorito.

¿Te puedes creer que a estas alturas aún no tengo el último? Era tal mi desespero por leerlo que me quemé las pestañas leyéndolo en el ordenador, así que aún tengo pendiente comprarlo para completar mi colección :P

Lether_Ireth dijo...

Yo el día que salió en Inglaterra lo tenía volando en un avión hacia Madrid y lo devoré en cuestión de un fin de semana.
Lo de leerlo en la pantalla lo he hecho con otros libros pero con Harry Potter no...

·· Kira ·· dijo...

Puuff, esta sección pinta maravillosa ;).
¡A ver con qué nos sorprendes la próxima vez, Marta!

Mi historia con Harry P. es menos eterna que la tuya, pero son unos libros que me marcaron taanto... Todo está escrito por algo; cada palabra está colocada como está no porque así Rowling lo quisiera, sino porque luego se iba a necesitar.

Muy buen post!
1 abrazo!! :)

· Alba · dijo...

El título de la sección le va que ni pintado a nuestro amigo cicatrizado xDDD!!!
(pareado, traalará!)

Y... Hala. 1999. Me siento mayor... ^3^!!!

El 3º de la saga es, sin duda, mi favorito entre los favoritos de la Rowling.
Y la espera entre uno y otro era... Dios *O*!

♪Mariana *-° dijo...

Te quedo increible!! los libros de harry potter también marcaron mi infancia, pero yo me los leí medio revueltos xD..
cuando estaba peque mi mama me trajo el tercero, que me lo devoré todiito! despues yo tuve que buscar el 1 y 2, y en lo que me los leía salió el 4, que debo admitir, quedo medio abandonado los primeros meses.. cuando salió el cinco me anime a leer el cuatro, y despues el 5, que ha sido el que menos me ha gustado.. de aqui ya sentí lo terrible de la espera ¬¬ en cuanto salió el 7 me desidí, y lo compre en ingles porque no podía más.. igual que tu ^^
ese fue mi primer libro en ingles, y gracias a el me embarque con mas lectua bilingue, esos y los de narnia fueron los que me impulsaron a seguir leyendo ;D

Seguro que te he aburrido con mi historia, pero nunca habia tenido la ocasion de pensarmelo asi en orden ;P..

Me espero con ansias la proxima seccion!!

Lether_Ireth dijo...

Kira: Me alegro de que te guste la nueva sección, el siguiente Mítico, clásico, típico... ya lo tengo escogido.
En cuanto a HP, sí, cuando releo alguna parte después de haberme leído el séptimo me doy cuenta de lo planeado que lo tenía desde el principio y eso me encanta porque controlar una saga de siete libros es cuando menos admirable.

Alba: Coincidimos entonces jajaja, HP es de lo más mítico que he tenido en la vida y el tercero el que más.

Mariana: Yo tengo una amiga que empezó a leer el cuarto sin darse cuenta de que eran una saga, obviamente se enteraba de la mitad pero se aficionó y me pidió los tres primeros, fue la primera vez que presté los libros de HP y creo que también la primera vez que presté un libro mío.
Lo mejor de HP es que ha marcado de un modo u otro la infancia de un montón de niños :)