martes, 10 de noviembre de 2009

Mítico, clásico, típico (3)

Mítico, clásico, típico… es una sección que trata de libros que me han marcado de un modo especial a lo largo de mi vida.




El círculo de fuego de Marianne Curley de Salamandra.

Este libro no es una maravilla literariamente hablando pero para mí marcó un antes y un después. En el año 2002 yo ya había caído irremediablemente en el mundo de Harry Potter, un mundo en el que los personajes mostraban ante todo amistad y mucho misterio pero lo cierto es que lo que realmente interesaba de esa saga es su bien trabajado argumento y su rica mitología pero yo notaba que había algo que le faltaba a Harry Potter y ese algo era muy importante en la vida de un adolescente corriente.

Ese algo lo encontré en El círculo de fuego que me inició en la fantasía romántica de una manera que nunca olvidaré.

La primera vez que me topé con este libro me lo compré únicamente porque prometía magia y viajes en el tiempo (algo que a mí siempre me había fascinado [Regreso al futuro...]) pero no es la trama con lo que me quedo de este libro: es el amor.

Cuando Kate le dice a su compañero de instituto Jarrod Thornton que tiene poderes mágicos como ella, Jarrod piensa que está tan loca como su abuela, la "bruja" Jillian.
Sin embargo, muy pronto se descubre que Jarrod tiene mucho más que ver con la magia de lo que a él le gustaría. Su familia está marcada por un terrible hechizo y, para acabar con él, los dos amigos deben viajar al pasado e intentar contactar con los antepasados de Jarrod. Así que, con la ayuda de Jillian, se trasladan a la Edad Media en un viaje durante el cual, además de vivir grandes aventuras y enfrentarse a enormes peligros, nacerá algo más que una simple amistad.


Es una historia simple, la típica novela en la que los buenos son buenos y los malos son malos pero yo siempre guardaré el recuerdo de una historia muy tierna con un final digno de la mejor historia romántica.

- ¿No te das cuenta? ¡Tu poder! Tienes un enorme poder.
Me quedo mirándola, sin entender ni una palabra de lo que dice.
- En tu interior - prosigue al tiempo que me golpea en el pecho con un dedo -. Lo noto, lo percibo. Y sé de lo que hablo.
- Tú eres un poco rarita ¿no? (...)

8 comentarios:

xikitas dijo...

Clasicote para ti, yo todavñia no he tenido el gusto de conocerlo XD
Pero se lo que es que algo te marque: a mi me pasó con Idhún, Crepúsculo y La materia oscura.
Tendré que darle una oportunidad a ese romance que promete.

Elwen dijo...

Lo tengo en mi estantería hace tiempo y tengo muchas ganitas de pillarlo. Pronto, pronto...

Elwen dijo...

P.D. Como ya soy bastante adicta a tu blog, toca enlazarte ^_^

· Alba · dijo...

Este lo he releído, posee un ALGO que lo hace diferente.
Curley tiene duende y en el círculo lo transmite bien ;)

Marta dijo...

Marianne Curley me conquistó con El círculo de fuego pero con la trilogía que escribió después me decepcionó un poco (no me acuerdo muy bien por qué, fue hace varios años y muchísimos libros han pasado por mis manos desde entonces).

Elwen!!!! Muchas gracias por enlazarme :)

Rudolph. dijo...

La verdad es que no me lo he leído, aunque lo había escuchado mencionar una que otra ocasión. Se ve bastante interesante y aunque no suelen llegar por acá la mayoría de las publicaciones Salamandrinas lo trataré de conseguir P:

Saludos :3

P.D. Te he dejado un pequeño premio en mi blog *o*

Lether_Ireth dijo...

:O
Muchísimas gracias, es el primer premio que me dan y me ha tomado completamente desprevenida.
Qué gran sorpresa. Muchas gracias :)

KHIMAIR dijo...

yo me leí este libro.. y me sorprendió no esperaba , no tenía expectativas de que me llegase a gustar como lo hizo..