sábado, 23 de enero de 2010

La Agencia: Una espía en casa

Título: Una espía en casa, primera parte de la trilogía La Agencia

Autora: Y. S. Lee

Puntuación total: 3/5

Calidad externa: 3/5
Personajes: 4/5
Amor: 3/5
Narración: 3/5
Argumento: 3/5
Diálogo: 4/5


Sinopsis: Mary; una niña huérfana que lucha por sobrevivir en los bajos fondos del Londres victoriano, es milagrosamente rescatada de morir en la horca a manos de la justicia británica. Años después, convertida ya en una joven de diecisiete años, Mary Quinn recibe una oferta tentadora: entrar a formar parte de la Agencia, una organización al servicio de Su Majestad que instruye a diversas mujeres para desempeñar funciones como detectives y espías.

En mayo de 1858, Mary acepta su primer caso como detective en un turbulento caso de tráfico de mercancías y malversación de fondos en el que deberá hacerse pasar por dama de compañía de la señorita Angélica Thorold. Lo que Mary no sabe es que el caso que tiene entre manos le permitirá descubrir los aspectos más oscuros de su olvidado y traumático pasado en los muelles de Londres.
Romance, aventura, intriga y una inteligente heroína con las ideas muy claras que no dejará escapar a los culpables fácilmente.

Opinión personal:
Defino este libro como entretenido y bien escrito pero no me ha encantado (de ahí su puntuación).

En un principio conocemos a una Mary muy irascible, desconfiada y sola. Después tenemos a otra Mary, más madura a quien han educado y que no encuentra su lugar en las labores que le mandan hacer: es demasiado mujer para un trabajo como el oficinismo y no es demasiado confiable para ser enfermera por lo que le ofrecen un trabajo que parece hecho a medida de Mary, una chica que fue salvada de la justicia hace ya varios años, le ofrecen entrenarse como espía y ¿cómo es que una mujer en la época victoriana va a poder desempeñar esta labor? Porque, como bien dice este libro, nadie se toma la molestia de sospecha de una mujer.

Poco después, nuestra protagonista de armas tomar, comienza su nuevo trabajo en el que tendrá que limitarse a seguir a todas partes a una chiquilla insufrible llamada Angélica Thorold (que al final me sorprendió, todo sea dicho) y aguantar las fiestas de una familia bastante pintoresca…

Pero esta familia verdaderamente no me importó demasiado, yo me centré completamente en James: misterioso, demasiado joven para todos, preocupado por su familia, demasiado guardián de su hermano y, sobre todo, deslenguado y con una sonrisa picarona.

Lee consigue retratar fielmente esta sociedad que tanto me ha atraído siempre. Los criados de la familia Thorold y las escenas que comparten James y Mary para mí han sido lo mejor del libro, cubriendo un poco la carencia de intriga que a mí me ha parecido que tenía porque desde el principio ya sabía lo que ocurría (y no, no me considero precisamente muy avispada descubriendo cosas en los libros así que imaginaros).

Así que mi recomendación es que si queréis leer algo entretenido y reíros con algunas escenas… leer esta novela porque es lo que buscáis pero si por otro lado os gusta que los libros de misterio os introduzcan de lleno en una trama intensa… buscar otro (yo soy de Holmes y después de Agatha Christie, por ejemplo…) y buena lectura en los dos casos.

Fragmento escogido:
- Muy bien, pues – le dijo tras una pausa –. Si está bien, baile el siguiente vals conmigo.
Mary le miró fijamente. Pasó un segundo. Y otro.
- ¿Disculpe?
- El próximo vals. Baile conmigo. – Parecía impaciente –. Sabe bailar un vals, ¿no?
- Yo no… - Mary se atragantó y volvió a empezar -. ¡No puedo bailar con usted!
- ¿Por qué no? – Se acercó a ella, un tanto amenazador.
Sin apartar la mirada de él, Mary se enderezó todo lo que pudo, aunque no hubo mucha diferencia, y le dijo pausadamente:
- Un caballero no le ordena a una dama que baile, se lo pide. Si le rechaza, se aleja de ella.
Aquella vez las comisuras de sus labios formaron una sonrisa:
- Bien dicho. Pero me temo que perdió su condición de dama cuando se encerró en el armario conmigo.


Curiosidades:
- La escritora es doctora en Literatura y cultura victoriana.

5 comentarios:

Elwen dijo...

Jajajaja ese fragmento de diálogo me encantó. Me acabas de decepcionar un poco hace mil que quiero leer este libro pero por lo que dices está bastante flojillo. Tendrá que seguir esperando a la temporada de verano y las lecturas ligeras ^^

Temperance Blackwood dijo...

Jo,a mí también me ha decepcionado un poquillo... yo enía puestas esperanzas en el libro... ¡una mujer espía! :)

Alma Errante dijo...

xD Muy buena la cita del libro :) La verdad es que le tenía echado un ojo, pero al no ver muchas opiniones buenas sobre él, me eché un poco para atrás.

Besos:)

Alice Cullen dijo...

Buena reseña! Pero la verdd es q a mi esta clase de libros no me llaman mucho la atencion... :P

Besos elficos!

Nia dijo...

No lo he leído, tampoco tenía idea de hacerlo (por el momento), pero aún va a bajar más en mi lista de pendientes después de tu reseña...
Y ahora que veo, en la portada hay la sombra de una mujer.. O.O no me había fijado xD