miércoles, 14 de julio de 2010

Flashforward

Título: Flashforward

Autor: Robert J. Sawyer

Puntuación total: 2/5

Calidad externa: 1/5
Personajes: 2/5
Amor: 2/5
Narración: 3/5
Argumento: 3'5/5
Diálogo: 3/5


Voy a decir una cosa que no se debe decir de un libro que tenga adaptación en el cine, la televisión o lo que sea. La serie de Flashforward le da mil vueltas al libro.

Sí, lo he dicho.

Tanto la serie como el libro parten de la misma idea: el mundo entero cae inconsciente durante un cortísimo período de tiempo y sus mentes se traspasan al futuro, mostrándoles lo que les pasará en X meses/años. A partir de esta idea, cualquier parecido entre el libro y la serie es fruto de la casualidad y como yo ya hablé de la serie de Flashforward, en este momento me limitaré a hablar del libro (con dolor en mi corazón).

Lloyd Simcoe es canadiense e investigador que es una eminencia en su campo, él forma equipo con un joven prodigio llamado Theo Procopides (griego) que tiene muy claro lo que ansía: pasar a formar parte de la historia del Nobel. Obviamente, todo el berenjenal que se monta no depende únicamente de ellos si no que unos cuantos personajes como Michiko y Jake que hacen un poco más llevadera la narración (porque si de Simcoe dependiera, me hubiera dormido).

El caso es que este equipo de investigadores del CERN juguetea con el gran colisionador de hadrones, queriendo formar un corte en el espaciotiempo con tal mala suerte que en el transcurso del experimento se apaga todo y cuando digo todo también me refiero a las personas del mundo entero, lo que, como podéis figuraros, provoca el caos mundial.

Los personajes del libro sufrirán desavenencias de todo tipo en ese futuro que viven: una pareja no estaban juntos en el futuro, otro tiene un hijo de lo más rebelde, el más afortunado se ve teniendo relaciones sexuales con una completa desconocida y, el único que le aporta algo de interés a la historia, no ve nada. Absolutamente nada. Es decir… en el futuro, está muerto.

Al despertarse todos, los investigadores lo primero que hacen es mirar si su experimento ha funcionado y no, se han quedado sin abrir esa brecha pero inmediatamente después se dan cuenta de dos cosas: no han sido los únicos que han caído inconscientes y (lo más importante) puede que ellos hayan causado dicho desastre mundial.

Los protagonistas tendrán que lidiar desde ese momento con la crítica social y con los problemas en su entorno porque todo parece indicar que lo que vieron es su futuro y, según el supuesto protagonista, el único futuro posible por lo que… imaginaros qué panorama.

Para ir acabando tengo que hablar de los personajes. De todos los que van moviéndose por la historia sólo salvo a dos: a Jake por su inocencia y dulzura (aunque está poco aprovechado ese potencial) y a Theo, sobre todo a él, por la búsqueda que hace a lo largo del libro sobre su muerte y aparente asesinato, por ser lo único remotamente interesante del libro. Siempre estaba esperando los trozos que el autor dedicaba a estos dos personajes, los demás… como que me daban más igual.

El caso es que el libro no está mal escrito, Robert J. Sawyer tiene una forma agradable de narrar pero odio que me pretendan explicar métodos científicos por mucho libro de ciencia ficción que sea, igual que odio que me hablen de cosas técnicas de la lengua cuando el protagonista es un experto en el lenguaje. Con esto quiero decir que no es algo personal contra la ciencia si no que yo leo para entretenerme, para entender un poco más el mundo, no para intentar retener términos científicos que no me van a ayudar en nada.

Ahora me toca pedir disculpas a los seguidores de este libro porque yo lo intenté de verdad e hice el esfuerzo de terminarlo pero no me ha quedado buen recuerdo. Quizás fue porque yo buscaba un libro donde hubiera acción y no tanta palabrería. Eché de menos un par de tiros por allí o un misterio más gordo por allá pero bueno… para gustos los colores.

6 comentarios:

Julia dijo...

Pues a mí la serie me gusta mucho es muy interesante(y también me gusta Demetri;), es el más majo).

El libro no lo conocía pero no lo voy a conocer más, si es tan aburrido pues que se quede en la tienda/biblioteca que mi lista ya es muy larga.

Besos!!

Lether_Ireth dijo...

La serie es genial, estoy completamente de acuerdo, le hice una reseña hace tiempo y es una pena que la hayan suspendido pero el libro no tiene nada que ver más que nada porque la parte chula de la trama de la serie en el libro no existe...

Elwen dijo...

Pues va a ser que me quedo con la serie que me gusta mucho.

Maisha dijo...

Pues vaya mala pata porque desde que vi la serie tuve verdadera curiosidad por el libro (la idea es genial todo el mundo se desmaya y ve su "futuro"...una pasada vaya) en la serie está todo genial y a mi me gustó según me han dicho y me confirma tu reseña en el libro se sabe nada más empezar quien lo ha hecho y en la serie costó un poco más saberlo pero esto viene siendo habitual por ejemplo Crónicas Vampiricas a mi me gusta mucho más que los libros...con lo bien que podría haber estado el libro de flashfoward...en fin siempre nos quedará la serie jaja Un besote!

Lether_Ireth dijo...

Es que en la serie lo que hicieron fue plantar la semilla de que los culpables habían sido los del experimento del LHC, entonces toda la prensa se les echa encima pero luego se descubre que no fueron ellos los culpables... la diferencia es que en la serie hay un grupo de malos malosos que molan un montón y en el libro son unos pringadillos xDD

JonY dijo...

A mi la serie me dejó de gustar y terminé por no verla, asique dudo mucho que me lea el libro :(
Te sigo, guapa.
Un besito.