lunes, 26 de septiembre de 2011

El secreto de Caperucita Roja

Título: El secreto de Caperucita Roja.

Autora: Sofía Navarro.

Puntuación total: 3'5/5

Edición: 4/5
Narración: 4/5
Diálogos: 3/5
Personajes: 4/5
Relaciones: 3/5



Antes de empezar a daros mi opinión, quiero contaros que este libro me lo envió la Editorial Educando en Abril y lo leí en el mes de mayo pero hasta ahora no había tenido tiempo para reseñar así que… aquí vengo con esta Caperucita Roja tan poco ortodoxa.

En mi caso particular creo que es necesario aclarar que en mi infancia nunca vi bien a Caperucita Roja porque a mi padre no le caía bien (para gustos los colores). Siempre que me hablaban del cuento, yo cambiaba de tema porque le acabé cogiendo repelús y ahora que tengo hasta en la sopa reminiscencias de este cuento popular, bueno… no iba a ser menos y también me resulta de lo más incómodo.

Por esta misma razón es por la que me sentí tan atraída desde el principio por El secreto de Caperucita Roja, porque me devolvía esta visión oscura y extraña que yo he tenido de este personaje ficticio toda mi vida.

Sofía Navarro nos trae una historia oscura en la que el protagonista, Stein, pasa de tener una vida ajetreada y normal en la ciudad de Berlín a mudarse Fargghëstorn (ole con el nombrecito) para alejarse de todo lo que está volviéndole loco porque sí, Stein comienza a ver sombras y alucinaciones en las que se siente perseguido.

Por esa razón y porque su tío sufre de esquizofrenia desde hace años, Stein decide ir a un psiquiatra quien le recomienda que se aleje de todo el bullicio y trate de descansar en algún lugar apartado. El destino que escoge es Fargghëstorn, un pueblecito en el que su familia tiene una casa llamada Persinette cuyo nombre por sí solo es capaz de estremecer a todos los pueblerinos ya que parece esconder secretos que la familia de Stein ha preferido ocultarle.

Obviamente, al vivir en la casa descubre esa información escondida y comienza una vida que debe ser tranquila y libre de sobresaltos.

Y un cuerno.

En cuanto llega, se adentra en un lugar donde todos los vecinos son cotillas y que buscan únicamente su beneficio o, simplemente, que parecen sacados de los cuentos infantiles como la joven Danielle que parece un calco de Cenicienta. El caso es que, como en todos lados, existen unos marginados: una madre y su hija que viven en las montañas, desterradas, acusadas de brujería pero no son las únicas a las que la gente del pueblo teme ya que también hay otra chica que causa un gran impacto sobre Stein en cuanto la ve por primera vez.

Se trata de una chica de profunda mirada y que viste una capa con caperuza roja.

Para hablar de los personajes, quiero decir que Stein me ha gustado (me ha parecido raro de narices pero me ha parecido tener bastante profundidad) pero si hay algo que me hubiera gustado leer más es sobre los amigos que dejó en Berlín porque para esa introducción que tanto me gustó en la que Stein habla sobre su carrera, su familia, sus amigos y su novia, pensé que iba a saber más de ellos. Por otro lado Caperucita Roja me ha parecido el retrato que me pintaba mi padre cuando era pequeña así que acabé muy satisfecha con este personaje.

En cuanto a la escritora, como no la conocía no tenía ni idea de a qué me enfrentaba y me gustó, lo cierto es que me gustó bastante su forma de narrar, de expresarse, de darle forma a los personajes y lo que más me ha gustado es la forma de ir envolviendo la historia de una oscuridad progresiva que fue cambiando a los personajes (o mostrándoles cómo eran en realidad).

Dicho esto me despido queriendo recomendarlo, me gustaría que le dierais una oportunidad a esta escritora de la que pienso leerme otra obra: El último pecado capital.

1 comentario:

Liz dijo...

la verdad no me llama demasiado xD