martes, 4 de octubre de 2011

Vampire Academy: Bendecida por la sombra

Título: Bendecida por la sombra, tercera parte de Vampire Academy

Autora: Richelle Mead

Puntuación total: 5/5

Edición: 4/5
Narración: 5/5
Diálogos: 5/5
Personajes: 5/5
Relaciones: 5/5



Antes de empezar, os digo que obviamente esta reseña tiene información que puede ser considerada spoiler si no habéis leído las anteriores entregas cuyas reseñas podéis leer aquí (la primera) y aquí (la segunda).

Esta tercera entrega de las aventuras (y desventuras) de los personajes de Richelle Mead en el mundo de Vampire Academy se merece un monumento por razones que iré desentrañando en la reseña pero desde ya os digo que es el que más me ha gustado de los tres y que tengo muchas ganas de seguir leyendo.

Si en el primer volumen conocíamos a una Rose demasiado bala perdida pero decidida a defender a su mejor amiga Lissa y en el segundo asistíamos a los primeros cambios de este personaje tan increíblemente fuerte y atrayente, en el tercero continuamos viéndola cambiar. Porque esta es la magia de los personajes de Vampire Academy van cambiando poco a poco, haciendo que comprendas por qué se van volviendo más oscuros o tranquilos (porque hay de todo en esta saga).

Por otro lado el argumento, a mi parecer, se hace más ambicioso. Empezamos a descubrir más cosas sobre cómo afecta a Rose el vínculo mental que sostiene con Lissa y el término “bendecida por la sombra” saldrá muchas veces a relucir. Tendremos muchísima acción y misterio en esta tercera entrega.

Pero para los románticos empedernidos tampoco se quedarán sin nada ya que la relación entre Rose y Dimitri (al que siempre he amado) no se queda a un lado. Además también tenemos a una pareja que a mí me encanta que son Lissa y Christian cuya relación continuará creciendo.

En cuanto a otras cosas, Adrian y Lissa continúan avanzando en sus investigaciones sobre el elemento del espíritu, y Rose comenzará a experimentar cosas que no le darán buena espina. Además al principio de la novela habrá una situación que le dé la vuelta al mundo de nuestra indiscutible protagonista porque las prácticas como dhampir no salen como ella esperaba.

En cuanto a relaciones, Richelle Mead explorará una “amistad” entre Christian y Rose que yo he adorado con todas mis fuerzas (qué le voy a hacer, son mis personajes preferidos) por lo que en la novela comparten muchísimas escenas. Además de Adrian quien ya era un personaje importante en la segunda parte, se añade Jesse a la pandilla principal como alguien mucho más maduro que en la anterior entrega.

Como he dicho antes, los personajes han ido cambiando mucho a través de los libros y aquí continúan haciéndolo pero si tengo que destacar a dos lo hago con Adrian, quien en el segundo a mí no me llamó la atención (me parecía bastante pesado, para qué mentiros) y el combo de Rose y Christian que son espectaculares cuanto más avanza la historia. Sí, les he metido como un personaje pero es que son un combo… ¿cuela?

Igual que me pasó en las anteriores entregas, el estilo de Richelle Mead me encantó. Quiero aceptar lo mucho que me hizo llorar en esta tercera parte por lo bien que describe los sentimientos de amor, preocupación, frustración, etc. Además sus diálogos son una auténtica maravilla, da gusto leer frases nada artificiales como me ha pasado en muchas ocasiones últimamente.

Por último sólo me queda deciros lo deseosa que estoy de leer la cuarta parte porque esta novela se queda en un punto muy intenso, dejándote con la boca abierta y las lágrimas a punto de caer. Así que quiero hacer mención al banner que tengo en la barra del lado derecho para pedir el deseado lanzamiento de esa cuarta novela. Si no, no tendré más remedio que comprar los que quedan en inglés y dejar la colección desigual (sí, me gusta tenerlos todos igualitos jeje).

3 comentarios:

Bubbles dijo...

Me apetece leerme esta parte aunque me gustaría releerme los anteriores porque los leí ya hace... jaja Un saludito ^^

Elwen dijo...

Que te voy a contar que no sepas, este es un librazo. Ya verás cuando conozcas aún más a Adrian. Lo amarás forever.

Soñando dijo...

Aquí otra que se ha leído la saga. Y me encantó, tanto que no podía esperar para leerme los siguientes, :) Richelle Mead tiene algo que engancha, y El personaje de Rose me gustó desde el primer momento. Aunque tengo que decir que no estoy de acuerdo con lo de Adrian. Vale, sí, es guay y un muy buen amigo de Rose (tanto, que siempre ma daba pena cuando ella se aprovechaba de él, :( ) pero yo siempre he sido una fan empedernida de Dimitri. Ah, quién pillara a ese ruso, :)

Por cierto: a mí también me un montón de rabia cuando no puedo conseguir todos los títulos con el mismo y estilo y portadas iguales, pero hay veces que desgraciadamente he tenido que tirar la toalla... Por cierto, si no puedes esperar yo me leí hace ya algo de tiempo los libros en español gracias a las versiones que circulan traducidas por ahí. Creo que recordar que estaban bastante bien traducidos los libros aún a pesar de ser versiones amateurs.