miércoles, 3 de julio de 2013

Night School Tras los muros de Cimmeria de C. J. Daugherty

Título: Night School Tras los muros de Cimmeria Primera parte de saga
Autora: C. J. Daugherty

Editorial: Alfaguara
Palabras clave sobre el género: Juvenil, realista, misterio, amor

Puntación total: 3/5
Edición: 3/5
Narración: 3/5
Diálogos: 3/5
Personajes: 3/5
Relaciones: 3/5

Hace un tiempo, en 2012, la blogosfera comenzó a hablar de esta novela que daba comienzo a una saga. Desde el principio casi todas eran buenas palabras y había algo diferente en su historia. Además siempre me han enamorado las historias de colegio y más si son de misterio.

Allie ha terminado por colmar la paciencia de sus padres debido a su inclinación a meterse en líos, por ello, aunque acaben de empezar sus vacaciones de verano, la envían a un colegio completamente aislado en el que prohíben la entrada de teléfonos móviles, ordenadores portátiles, reproductores de música… en general de cualquier objeto que una chica de la edad de Allie necesite incluso más que respirar. O al menos eso es lo que piensa porque al traspasar los muros de Cimmeria, la vida de nuestra protagonista cambiará completamente.

No os esperéis la típica historia de una chica nueva a la que todo le va sobre ruedas porque nada más llegar le dan un manual de demasiadas páginas como para contarlas sobre cómo debe convivir con los demás; además está inscrita en asignaturas mucho más exigentes que las que ha tenido que cursar en su antiguo instituto y para los trabajos, obviamente, no podrá utilizar Internet, sino que deberá arreglárselas con polvorientos volúmenes.

De todas formas, si os esperáis una novela simplemente de la vida en el colegio, estáis equivocados, porque al poco de empezar Allie deberá lidiar con muchas preguntas. ¿Por qué ella ha conseguido entrar en esa escuela que parece no aceptar a cualquiera? ¿Qué es la Night School y por qué nadie externo puede saber quiénes lo integran y qué hacen? Lo cierto es que nuestra protagonista tendrá que lidiar con ser el punto de mira de todos los grupitos y algunos se encargarán de hacerle la vida un poco complicada. Como he dicho antes, la novela tiene un ingrediente fundamental de misterio que se encarna con una serie de sueños que Allie tiene; la, anteriormente nombrada, Night School, y unos episodios desafortunados en los terrenos de la escuela.

Obviamente esto no es todo, como toda novela juvenil de estas características, nuestra protagonista cuenta con un escarceo amoroso… e incluso con dos, pero ninguno es corriente. Sylvain, es el típico guaperas al que todos idolatran y que cualquier chica querría como novio (y cualquier madre como yerno), pero ¿es oro todo lo que reduce?, por otro lado está Carter, el desgarbado y que parece que no cuenta con la simpatía de sus compañeros pero, desde el principio, podrás sentir (a través de Allie) que es especial.

Night School me pareció, ante todo, el retrato de una juventud que no está acostumbrado a escuchar un “no” como respuesta a sus preguntas y que, en muchos casos, se consideran mejor que los demás. También aborda el tema de la confianza y el gran problema que supone darse cuenta de no conocer realmente a los que te rodean.

La narración, a pesar de ser en tercera persona, nos regala muchos de los pensamientos de Allie, gracias a lo que podemos conocer mejor su personalidad divertida, osada pero también frágil, lo que hace que sea una protagonista estupenda con la que disfrutar. Por otro lado, el numeroso grupo que forman los personajes secundarios hace que muchos de ellos estén un poco esquematizados pero otros como Jo o Carter (y más adelante algunos más) se nos presentan con mucha sencillez. Entre ellos creo que me quedo con Carter, porque me conquistó cuando dijo “nunca tengas miedo de decir la verdad”.

Por último, el libro queda con tantas preguntas sin respuesta, sobre todo por una sorpresa que no me esperaba en absoluto, que estoy deseando leer la segunda parte (que ya ha salido en España). Creo que es una novela para todos aquellos a los que les gustan las novelas de intriga con una voz bastante juvenil, además también aviso que tiene sus escenas amorosas por lo que no es sólo una historia de misterio.

Cita:
Estaba derrotada. Habría dado cualquier cosa por volver a su habitación, escuchar música en el MP3 e intercambiar mensajes con Mark y Harry sobre los bichos raros que había conocido aquel día. Por desgracia, aquel mundo quedaba a años luz del universo rancio de Cimmeria, donde la tecnología brillaba por su ausencia y los alumnos eran demasiado repipis como para coger sus platos y llevarlos a la cocina.