miércoles, 27 de enero de 2016

El sabor de tus heridas de Victoria Álvarez (Ciclo Dreaming Spires #3)

Título: El sabor de tus heridas Tercera parte de Ciclo de Dreaming Spires
Autora: Victoria Álvarez

Editorial: Lumen
Palabras clave sobre el género: Misterio, sobrenatural, amor, acción

Puntuación total: 5/5
Edición: 4/5
Narración: 5/5
Diálogos: 5/5
Personajes: 5/5
Relaciones: 5/5

En este blog despedí el 2015 reseñando Contra la fuerza del viento, una novela que me había seducido hasta quedar en el top de lecturas de ese año. Pese al final triste y doloroso de esa segunda parte de la trilogía Dreaming Spires, pocas veces he estado más deseosa de saber el final de una historia. Como siempre digo, en el caso de sagas, en la reseña encontraréis información de las novelas anteriores, así que os recomiendo que, si no habéis leído Tu nombre después de la lluvia y Contra la fuerza del viento, paséis al último párrafo.

Ya en el prólogo, el lector se puede dar cuenta de que se encuentra ante una novela diferente a sus predecesoras, porque a diferencia de ellas en este principio no nos pone en antecedentes de algún caso que nuestros tres investigadores tendrán que conocer. En el inicio acompañamos a Oliver, convertido ahora en Lord Silverstone, durante la visita semanal a la tumba de su queridísima Ailish. Nuestro escritor preferido no ha conseguido levantar cabeza desde que la perdió y tener a su lado a Chloë, quien es la viva imagen de su esposa, no se lo pone sencillo. La autora aprovecha la ocasión para recordarnos que ese parecido puede no ser simple genética, si no que la pequeña Silverstone tiene más de Ailish que su cabello o sus ojos del color del cielo encapotado.

Quizá os pueda sorprender que haya dedicado un párrafo tan largo a algo que pueda parecer trivial pero con esta escena, Victoria Álvarez nos dice mucho más de lo que parece. Nos da la clave que no podemos olvidar a lo largo de la novela y señala a Chloë como hizo a la banshee y al barco en las anteriores entregas. Obviamente no es lo único que tendremos en estas cuatrocientas páginas llenas de acción, misterio y amor, simplemente es algo que debemos tener en cuenta.

Nos encontramos en la Navidad de 1909 y aunque cuatro años pueda no parecer una eternidad, para los integrantes del desaparecido Dreaming Spires ha supuesto un cambio completo a todo lo que daban por sentado. La misteriosa señorita Stirling cree haber recuperado la confianza de su señor Konstantin Dragomirásky, él tiene una idea muy diferente para el futuro. Las circunstancias hacen que Theodora tenga que huir precipitadamente, esquivando a la muerte una vez más. Lionel, al igual que Oliver, nunca se recuperó del duro golpe que sufrió durante su estancia en Nueva Orleans y su vida ha decaído gravemente sin que él quiera hacer nada por arreglarlo. Pero el destino le tiene algo reservado al señor Lennox, aunque él no quiera saber nada de ello.

Nuestro querido Alexander Quills en estas fechas se encuentra en Londres junto a un viejo amigo, devanándose los sesos sobre cómo ayudar a Oliver y asediado por las pesadillas sobre lo que les ocurrió a sus queridas Beatrix y Roxanne. Mientras tanto Veronica se encuentra en París, en donde la vanguardia del arte está en plena ebullición, más descontenta de lo que podía imaginarse y en busca de algo que la motive de verdad.

En esta novela los personajes que conocimos han cambiado por completo, pero guardan esa misma esencia de investigadores y aventureros que tan especiales les hace. Aunque en El sabor de tus heridas nos los encontramos cansados y en una situación más peligrosa que nunca, su ingenio y pericia no hace más que incrementarse. Además, en este caso, arriesgan más que nunca, no pueden echarse atrás y volver a casa, deben enfrentarse a aquel que parece haber manejado sus vidas sin que ellos lo advirtiesen. Además se retoman todos los cabos sueltos que habían quedado suspendidos en Nueva Orleans e Irlanda. Nuestros protagonistas tendrán que descubrir la verdad que se esconde tras la familia de los Dragomirásky o perecer en el intento.

¿Qué os puedo decir de los personajes principales que no os haya dicho ya? Que el protagonismo que Alexander retoma en esta entrega es de incalculable valor. Él me parece la mejor definición de caballero que puede existir y su historia hacía que se me encogiera el corazón. Tampoco quiero dejar de mencionar a personajes que aparecen en esta novela por primera vez, en concreto quiero destacar a Amber Cairns a quien ojalá hubiera conocido antes en estas novelas porque me parece un personaje excepcional. Pero la mención más especial se la llevan Lionel y Theodora, esos personajes que no son simples letras en un libro, que se hacen con un pedacito de tu corazón y que lo retuercen cada vez que les sucede algo. Ellos no son los malos, ni tampoco los buenos, son verdaderamente excepcionales. Desde el primer vistazo a las constelaciones hasta la colina incendiada fueron más de lo que siempre soñaron ser.

Pero nada de esto hubiera sido posible de no haber sido escrito por alguien igualmente especial, Victoria Álvarez fue capaz de imaginar todo el Ciclo de Dreaming Spires y su evolución desde ese viaje a Irlanda, hasta un final que se merece un aplauso de los que dejan las manos doloridas. Con cinco novelas publicadas a sus espaldas, su narración tiene el tono perfecto y los adornos justos, la autora continúa siendo detallista pero sin caer en la repetición. Cada uno de sus personajes tiene su inconfundible voz y no te hace falta encontrar su nombre después de un guion para saber quién acaba de hablar.

Victoria Álvarez en el Ciclo de Dreaming Spires ahonda en las leyendas sobrenaturales más arraigadas y les da una forma nueva y atractiva. Valiéndose, además, de personajes diferentes y fuertes que harán las delicias de los más intrépidos. Siempre es difícil encontrar las palabras para decir adiós a algo y mucho más cuando significa decírselo a algo que te ha entretenido, divertido y maravillado. Nunca me cansaré de recomendar esta trilogía, ahora concluida, diciéndonos que no sé qué hacéis con vuestra vida si no la habéis leído aún.

Cita:
Parecía que la muerte se había propuesto extender su manto sobre la ciudad, incluso sobre los territorios que ella misma había conquistado. En el pequeño cementerio de Saint Giles las sepulturas guardaban silencio, demasiado abrumadas por la escarcha para que los epitafios contaran su historia. Pero ni siquiera aquella atmósfera tan desapacible podría haber disuadido de su visita a las dos personas que se acercaban agarradas de la mano.

5 comentarios:

Carmelo Beltran Martinez dijo...

Yo estoy a punto de terminar la primera. La verdad es que me están encantando.

Shorby dijo...

Una autora que tengo pendiente =)

Besotes

Marta Cruces Díaz dijo...

@Carmelo ya me dirás lo que te parece, yo creo que el segundo es incluso mejor y ya el tercero... es para tirar la casa por la ventana. A ver si coincidimos en más eventos!!

@Shorby, no sé a qué esperas, tienes que conocer a Victoria Álvarez, que merece muchísimo la pena =D

Luz dijo...

Ayer terminé el segundo ^^ Por ahora los 2 primeros me han encantado, entran en mis favoritos. Espero no tardar en leer el último, aunque me va a dar pena terminar esta trilogía T-T

Un beso!

Marta Cruces Díaz dijo...

@Luz el tercero es magnífico, tienes que leerlo porque es el mejor *-*