martes, 22 de junio de 2010

Graceling

Título: Graceling

Autora: Kristin Cashore

Puntuación total: 4/5

Calidad externa: 4/5
Personajes: 4/5
Amor: 3/5
Narración: 3/5
Argumento: 4/5
Diálogo: 3/5


Katsa es una Graceling, y por ello posee desde niña una terrible habilidad que pocas personas en Middlun, uno de los siete reinos, comparten: es capaz de matar a un hombre con sus propias manos. Como sobrina del rey Randa, su destino debería ser disfrutar de una vida de privilegios, pero su don para el asesinato le ha granjeado el temor de sus congéneres y le ha reservado un destino muy distinto: es la encargada de matar a aquellos que su soberano le ordene. Pero la existencia de Katsa va a cambiar cuando deba llevar a cabo una misión crucial: rescatar al príncipe Tealiff, padre del monarca del pacífico reino de Lienid, quien inexplicablemente ha sido secuestrado. Junto al misterioso y atractivo príncipe Po, poseedor asimismo de una poderosa gracia, la joven asesina emprenderá un incierto viaje, del cual puede depender la frágil paz que los siete reinos mantienen entre sí.

Una historia sobre una chica especial. Una chica con un ojo verde y el otro azul. Una chica con un talento especial, con una gracia especial, con una gracia para matar.

Esta chica está envuelta en misterio y su tío es el poderoso rey Randa quien la utiliza para gobernar con mano de hierro sobre aquellas personas que se atreven a plantarle cara (¡claro! ¿Cómo se les puede ocurrir darle cuatro árboles en vez de cinco? Desde luego, esta gente es de lo que no hay…) pero ella sabe que es utilizada y por ello ha organizado el Consejo encabezado por ella y por su fantástico y maravilloso primo Raffin (al que, por si no se ha notado, le haría una estatua) que aunque sea el hijo del rey Randa, no tiene NADA que ver con él. En el Consejo realizan misiones para llevar la paz y el orden a todos los reinos pero sin que los monarcas se enteren.

Al principio de esta historia y tal y como la sinopsis dice, Katsa rescata al príncipe Tealiff y se encuentra con un joven extraordinariamente misterioso que posee un ojo dorado y otro plateado, símbolo de su gracia que es poner nerviosa a Katsa… no, es broma, la razón por la que Katsa se pone nerviosa con él es otra muy distinta pero también debería considerarse parte de su “habilidad”.

Ese hombre era un engreído. Engreído y arrogante; eso era todo lo que podía pensarse de él. Fuera cual fuese el jueguecito que se traía entre manos, si esperaba que lo secundara iba a llevarse un buen chasco. ¡Vaya con Granemalion Verdeante!

Este joven será uno de los puntos más fuertes de la novela. Su nombre es Po y es extremadamente importante en Graceling. No os dejéis engañar por su nombre que a mí me dejó pensando que el personaje con ese nombre tenía que ser el típico personaje graciosillo pero no, Po es gracioso pero tiene muchas otras cualidades: es rápido, inteligente, fuerte, es (y disculpar la manera en la que me emociono) molón. No hay más palabras para describirle ya que a mí me ha hecho sonreír y llorar a partes iguales y sólo hay un tipo de personaje que logra hacer eso: uno de los buenos, uno de los que están currados de verdad.

De todas formas tengo que decir que el punto más fuerte de esta novela es, sin duda alguna su personaje principal que, aún estando contra las cuerdas, se las ingenia para repartir tortas a diestro y siniestro antes de caer al suelo y, creerme, antes de caer al suelo, lo romperá con su impacto porque Katsa hará lo que sea para llevar a cabo su misión y descubrir qué está pasando en los Siete Reinos. De algún modo, mientras leía, Katsa me recordó mucho al ángel guerrero Ahriel que creó Laura Gallego hace unos años.

Algo muy oscuro se está cociendo con uno de los reyes. ¿Por qué Tealiff estaba secuestrado? ¿Por qué hay tanto secretismo? Graceling tiene una trama bien definida y manejada, aderezada con dos personajes principales geniales y otra que es Gramilla y a quien le acabé cogiendo más cariño que a todos los demás juntos (menos a Raffin… a Raffin que no me lo toquen…).

El otro punto fuerte que le veo yo a Graceling son las escenas de peleas que son, sin ningún lugar a dudas, de lo mejor del libro.

La forma de narrar de Cashore es muy personal y pocas veces he visto a nadie llevar la acción como ella lo hace. Me ha encantado el libro y me daré el gusto de leer esa especie de segunda parte que lleva por título: Fuego.

7 comentarios:

Endles-story dijo...

He leído muchas críticas positivas sobre este libro, la verdad es que su argumento me llama mucho, es uno de esos libros que tengo en mi lista de espera y que quizás compre este verano.

Elwen dijo...

Este se va a convertir en uno de mis eterrrrnos pendientes. Al menos no tengo más excusa que el tiempo porque el libro está en la estantería desde mi cumple.

Lether_Ireth dijo...

Yo lo tuve todo un año en mi estantería hasta decidirme a leerlo. Para mí también fue ETERNO!!

Niva dijo...

Me gustó muchísimo, pero lo habían puesto tan bien en todas las reseñas que había leído que me sentí un poco decepcionada... pero merece la pena leerlo.

Nia dijo...

Maisha me corta la melena si no lo leo... y mi hermana en cambio me dice que no vale na... ¿Serás tu reseña la que me ayude a desempatar? ajajajaj

Maisha dijo...

El libro me encantó y Katsa es genial. Fuego es precuela así que no esperes ver ni a Katsa ni a Po solo está uno sin ojo...seguro que ya sabes quien es. jaja Un besaazo!

Lether_Ireth dijo...

Ya!!! sé que es una precuela, y los personajes.
Aún no sé si me lo leeré porque tengo demasiados libros esperándome xDD