jueves, 2 de diciembre de 2010

Los Hijos de las Tinieblas

Título: Los hijos de las Tinieblas Segunda parte de El Ciclo de la Luna Roja.

Autor: José Antonio Cotrina

Puntuación total: 5/5

Edición: 5/5
Narración: 5/5
Diálogos: 5/5
Personajes: 5/5
Relaciones: 4/5



Este es uno de esos libros que en cuanto salió a la venta quise hacerme con él (y así fue) ya que llevaba mordiéndome las uñas por él desde que me terminé el primero y así me está pasando por la espera para el tercero que se antoja aún más trepidante.

Si en diciembre del año pasado os traía la reseña de La Cosecha de Samhein poniendo por las nubes su lectura, su continuación no se va a quedar atrás porque José Antonio Cotrina me ha vuelto a poner los pelos de punta.

El libro comienza con un agradecido prólogo en el que el autor nos vuelve a lanzar de bruces a Rocavarancolia, recordándonos todo por lo que han pasado nuestros numerosos personajes que no tardarán en disminuir. Después de ello nos adelanta unas semanas para introducirnos de lleno en lo que veremos durante todo el libro: acción.

Si hay algo que derrocha el libro es acción y mucho misterio. Pero no os preocupéis porque si de algo podéis estar seguros con Cotrina es que os va a contestar, vais a encontrar las respuestas que necesitáis urgentemente y las que creéis que no son importante, acabarán por pareceros esenciales.

Lo que más me gusta de las sagas es que vuelves a un mundo conocido, es como si te reencontraras con viejos conocidos y necesitaras saber todo lo que les ha pasado desde la última vez que estuvisteis juntos pero si en el primer libro te encontraste con un grupo de asustados chiquillos, en este te encontrarás con sus restos, con sus nuevas y perfectas corazas que Rocavarancolia les ha proporcionado.

Mientras leía Los Hijos de las Tinieblas y pensaba en La Cosecha de Samhein, me decía: a eso se le llama evolucionar porque no os hacéis una idea de la de criaturas a las que se tienen que enfrentar estos chicos en la novela, no podéis ni concebir en vuestras mentes lo que van a tener que sufrir porque Rocavarancolia es un monstruo que no quiere dejarles escapar.

Mis favoritos siguen siendo los mismos que en el primero: Hector, Natalia y Mistral y mis menos queridos han ampliado su número pero no divulgaré sus nombres ya que no le quiero cerrar la mente a nadie (ya me ha pasado antes…). De todas maneras, no sólo me he reencontrado con los personajes ya conocidos si no que hay más personajes, tanto o más misteriosos que los ya conocidos y aquellos que creíamos conocer cambian tanto que no parecerán los mismos.

La escritura de José Antonio Cotrina es fabulosa, he disfrutado como una verdadera enana con sus letras, devorando sus páginas mientras miraba con miedo las pocas que me iban quedando. Me supuso un lujo leer sus descripciones, las acciones están tan bien narradas que me parecía verlas y las voces de los personajes eran tan audibles en mi cabeza que no me parecía estar leyéndolas.

Cómo os podéis imaginar estoy deseando leer la tercera parte, sobre todo con ese final que nos dio Cotrina que todavía me carcome por dentro…

3 comentarios:

Liki dijo...

Llevo queriendo leerlo desde que salió, pero todavía ni lo he comprado xDDD Leí el primero y es que no hay palabras, me alegra saber que la segunda parte es igual de buena. Cotrina es un crack xDDD

Un besooote :)

Elwen dijo...

Ya sabes que coincido contigo. Si es que en casa en los últimos años tenemos una literatura fantástica de una gran calidad. Yo también tengo ganitas de leer el final de la trilogía.

SoMbReReRa^^ dijo...

Hola!! Yo acabo de leer la cosecha de samhein, ahora acabo de empezar con este ;)