jueves, 8 de diciembre de 2011

Ángeles desterrados

Título: Ángeles desterrados

Autora: Anabel Botella

Puntuación total: 2'5/5

Edición: 3'5/5
Narración: 2'5/5
Diálogos:3/5
Personajes: 3/5
Relaciones: 2'5


Hoy vuelvo a mi abandonado-por-trabajos blog para traeros una reseña de un libro escrito por una escritora novel que muchos de vosotros conocéis y que yo he podido leer gracias a un tour que organizaron las chicas de Blog Book Tour 2.0. Me lo leí en dos días porque tenía que enviarlo a la siguiente participante y ahora os cuento lo que me pareció.

La novela nos cuenta la historia de amor de Keilan y Maer-Aeng en varios episodios ya que, desgraciadamente, hay alguien que se empeña en ponérselo muy difícil a estos dos tortolitos para que sean felices. El caso es que los dos protagonistas no son personas normales, son ángeles que viven en Siri-Antiac y que gozan de muy buenas posiciones entre la jerarquía (Keilan es nada más ni nada menos que la mano derecha de Larma) pero todo se hace pedacitos cuando Maer-Aeng es castigada por salir de los dominios de los ángeles que son los encargados de proteger a los hombres.

Este castigo consiste en que se convierta en un ángel desterrado que debe reencarnarse en una humana para tener la posibilidad de recuperar su posición. Como es lógico, Keilan está dispuesto a esperar una eternidad con tan de poder volver a ver a su amada y decide apostarse junto a la mala malísima de la novela, Grunontal, para esperar a que su querida Maer-Aeng regrese a sus brazos y es que por las manos de Grunontal pasan todas las vidas y muertes de todos los humanos y será la primera en saber de la vuelta de ella.

Esta aparición se hace esperar hasta nada más y nada menos que el Renacimiento italiano en el que se reencarna en la futura esposa de un heredero y aunque Grunontal (que se ha enamorado de Keilan) se lo intenta esconder, él corre en su busca para enamorarla y hacerla recordar quién es pero el destino vuelve a interponerse y les separa otra vez pero en esta ocasión, la suerte no será tan buena con Keilan y tendrá que esperar en una prisión, a la espera de otra reencarnación de Maer-Aeng que será su última oportunidad.

Ese momento llegará en nuestro tiempo y Maer-Aeng se llamará María y tendrá siete días para recordar a Keilan o le perderá para siempre pero esta crisis milenaria no será lo que más le importe a María ya que ella tiene la vista fija en un viaje que debe realizar a Madrid pese a todos los obstáculos que se empeñen en poner en su camino. Aunque el amor de Keilan no es lo único que se juega, sino que tendrá en sus manos el posible comienzo de una guerra celestial.

Después de este maxiresumen de la trama os diré que ha sido un libro entretenido para mí pero tuvo varios problemas. El primero es que lo leí justo después de un libro que me había gustado demasiado y que reseñaré en unas semanas (Hojas de dedalera de Victoria Álvarez) y supongo que ya sabéis lo que ocurre cuando lees un libro que te emociona, que después todo te parece poca cosa. La segunda cosa es que encontré un fallo que me obsesionó en exceso durante la lectura: una referencia a la mitología griega en la que dicen que Hermes es el dios del Inframundo. Aún no sé si es un error o no porque todo puede ser una reinvención del mito pero vamos, de toda la vida que Hermes ha sido el dios mensajero y Hades el del Inframundo y hermano de Poseidón y Zeus.

Quitando eso y que tuve la sensación de estar viendo una serie/película en la que los personajes se topan una y otra vez con todas las cosas raras posibles e imaginables, lo cierto es que los diálogos me parecieron bastante buenos en las conversaciones de Keilan y María con ese tira y afloja que tenían porque el del Renacimiento no me convenció (bien sea porque es muy corto). En cuanto a las descripciones, se nota que Anabel es muy buen descriptora de los sentimientos pero que los espacios no se le dan tan bien (cosa que también me pasa a mí cuando escribo).

Sobre los personajes, mi favorito es Keilan, con diferencia porque es el personaje que siempre se mantiene firme en sus decisiones y lucha por lo que ama. A María tuve ganas de pegarle tortas por la indecisión y por tener la manía de sospechar por todo aunque sí que es cierto que su vida le ha dado muchos palos. Un personaje que me dio mucha pena fue Yunil y Grunontal tuvo la capacidad de volverme loca porque se supone que es guapa y atrayente pero a la vez la ponen demasiado repugnante como para llegar a pensar que es ligeramente bella.

Para terminar quería decir que espero que nadie se tome a mal los puntos negativos que le doy a la novela porque una cosa que tengo clara es que Anabel es una escritora novel y le quedan muchas cosas por aprender así que lo que ahora me parecen errores, se pueden subsanar en las siguientes novelas que seguro que llegarán a nuestras manos de esta luchadora.

10 comentarios:

Beleth dijo...

Si te digo la verdad... Me alegra ver una reseña así :P Todas las que había leido hasta el momento me han parecido un poco imparciales y que quieres que te diga... me anima saber que tiene fallos aquí y allá x__D Una será rara, pero dudo mucho que los autores noveles puedan escribir una novela de 5/5 a la primera (que oye, siempre hay excepciones pero no es lo normal).
Así que nada, tengo el libro por aquí esperándome y ya lo cataré un año de estos~

Shorby dijo...

Hombre, lo suyo es que al principio haya fallos, no es muy habitual escribir una novela de 10 a la primera. De hecho, lo bueno es ir viendo la evolución del autor a medida que realiza más trabajos, comparando unos con otros incluso =)

Besotess

Bubbles dijo...

A mi me gusta leer reseñas así, que destaquen tanto los puntos positivos como los negativos para crearte una mejor idea ^^ un saludito y gracias por tu reseña

Lether_Ireth dijo...

Muchas gracias, la verdad es que es verdad, la primera novela que alguien publica es difícil que sea un 5/5 porque siempre hay fallos por algún lado.

Sofía Ruiz dijo...

Muy buena reseña Marta. Me encanta tu honestidad y la profundidad de detalle con que analizas todo :-)
Sólo ha habido una cosa con la que no estoy de acuerdo.. ¡¡¿Qué es eso de que no se te da bien describir espacios?!!

Anabel Botella dijo...

Muchas gracias por la reseña. Sólo añadir que el tema de Hermes fue un fallo mío que se me coló. En todo momento pensé que estaba escribiendo Hades y no lo corregí en la versión definitiva. Se me pasó.

El Creador de Sueños dijo...

Tu reseña me ha parecido franca, y claro está que un libro es muy subjetivo, pero el comentario de Belethpor el contrario me ha parecido un tanto fuera de lugar. No nos olvidemos que no somos críticos literarios, somos lectores que nos guiamos por lo que sentimos a la hora de leer un libro. Es lógico que Marta por haber leído un libro quizás de mejor calidad para ella, este le haya decepcionado. Pero de ahí a decir que ciertas reseñas son imparciales, creo que roza lo ofensivo. No somos críticos, somos lectores que decimos lo que sentimos tras una lectura, no lo olvidemos.

Tthatyana dijo...

wow !! Lo quiero leer T T , excelente reseña me encanto y la portada del libro es hermosa.=)
Muy buen blog , ya te sigo.
Nos leemos , saluditos.

Mara Oliver dijo...

No he leído la trama, que ya sabes que lo compré ayer y prefiero ir a ciegas, pero el resto de la reseña me parece genial. Ya te conté mi tendencia a adorar a los que reseñan con bisturí y precisión quirúrgica, así que acabas de entrar en mi ranking, ya veremos si coincidimos.
No creo que esta sea una reseña negativa, seguramente me gustará mucho más que si esperase un 5/5. Estoy deseando saborear los diálogos.
besotes!!!

Samira dijo...

a mí me hizo pasar ratos muy agradables =) le faltan algunos puntos por retocar y demás, pero en general me gustó ^^